ESTRECHANDO VÍNCULOS CON CHILE

En los últimos días varias delegaciones de empresarios y funcionarios chilenos han estado en Malargüe. El propio intendente Ojeda ante de cumplir su primer mes de mandato se trasladó al vecino país con el objeto de reconstruir lazos con la Región del Maule, luego de un enfriamiento de relaciones que se marcó durante la gestión anterior. “Malargüe sale del pozo una y otra vez y se impone como punta de lanza en la integración con Chile. Un nuevo encuentro binacional lo pone en el centro del escenario” expresó en un artículo el portal Memo, destacando el liderazgo que ejerce nuestro departamento en el sur de Mendoza en el proceso de abrir puertas “a la creación de una realidad propia, de despegue, más allá del lastre que representa para sí (y para el resto del sur, a pesar de que a veces los otros municipios, como Alvear, no lo comprendan) las decisiones que se toman desde el norte mendocino”. Hoy estamos en óptimas condiciones para avanzar en el mejoramiento de relaciones con el otro lado de la cordillera potenciando los pasos Pehuenche, Planchón-Vergara y Las Damas.


PASO PEHUENCHE
PASO PEHUENCHE

El Paso Pehuenche es un paso internacional situado a 2.553 metros de altura. En enero del año 2017 se terminó de pavimentar el último tramo de unos 30 km en el lado argentino, por lo que desde esa fecha, el 100% quedó totalmente pavimentado.


Permanece abierto durante todo el año, a pesar de que durante el invierno pueda cerrarse durante días como consecuencia de las fuertes nevadas que se registran en la zona.

En nuestro país la ruta nacional 145, que nace en la localidad de Bardas Blancas, conduce a él en un recorrido de solo 76 kilómetros.

Del lado chileno la ruta se denomina CH115 y culmina en la ciudad de Talca, capital política de región de Maule, con un recorrido de 160 kilómetros.

Desde abril del año pasado se habilitó el tránsito de camiones por él, en principio para el transporte de carga de unidades selladas, es decir, que hacen aduana en el origen y no se abre el cargamento hasta llegar al destino; carga peligrosa (principalmente gas y petróleo) y en lastre (vacíos). Esto marcó un hecho histórico en el Sur mendocino, abriendo lazos para el desarrollo económico-comercial de las regiones, sumado a la actividad turística que hay a uno y otro lado de la cordillera. Al día de hoy cerca de 500 camiones han circulado por él, lo que no deja de ser alentador.

Como bien lo remarcó un editorial de diario Los Andes a los días de haberse inaugurado el tránsito pesado “con los avances de la integración las prioridades se modifican y en esto el Estado nacional debería poner la mira y levantar el Puerto terrestre Pehuenche en el sur de Mendoza o el Aeropuerto Pehuenche, para que exista simetría entre ambos países”, una materia pendiente que ya se está abordando en las esferas gubernamentales y privadas malargüinas.

Comentar