¿SEGUIMOS SIENDO UN DESTINO TURÍSTICO?
Portada Edición 216, Ser y Hacer de Malargue

Los principales referentes del sector turístico de Malargüe vienen expresando desde hace un largo tiempo que registran una caída en las ventas, a raíz del bajo número de visitantes que está teniendo departamento y otras cuestiones que hacen con el “humor económico” de los argentinos.
Mientras aquí no hay satisfacción, otros lugares del país se colapsan, sin ir más lejos, San Rafael tiene turismo prácticamente todo el año, muchas veces sabiendo vender nuestros atractivos.
Ante este panorama nos pareció valido salir a preguntar si seguimos siendo un destino turístico atractivo para los argentinos y los extranjeros. La respuesta en las páginas siguientes.


DEBORA FERRERO MALARGÜE HA SUFRIDO UNA PARALIZACIÓN
“Desde hace por lo menos 7 años Malargüe ha sufrido una paralización en cuanto crecimiento. Falta infraestructura, inversiones, continuidad de las temporadas. Tenemos rutas destruídas, hay tormentas que nos paralizan los caminos. Nos cuesta mucho traer al turista y cuando el turista llega, a veces, se va sin conocer Caverna de las Brujas o Payunia por el tema de los caminos. Si bien esas no son variables que dependen de la Dirección de Turismo si dependen del gobierno de turno, que realmente hace mucho que esperamos que nos ayuden, en cuanto a esos factores. Hay distancias muy grandes, no tenemos vuelos regulares. Estas son algunas de las variables negativas que tenemos” indicó la Directora municipal de Turismo, Débora Ferrero, consultada respecto de si el departamento es un destino turístico consolidado o sigue siendo un lugar de paso.

Seguidamente agregó “estamos tratando de revertir eso, pero no es fácil, la competencia es muy grande. Es un destino potencial, emergente, increíble en cuanto a su belleza. Tanto la parte pública como la privada tienen que involucrarse, somos siempre los mismos. Hay mucha gente que hasta el día de hoy no ha visto aparecer en ningún evento. Si ambos sectores tuviéramos una relación estrecha, a la hora de salir Malargüe sería muy diferente”.
Para graficar sus dichos mencionó que San Rafael en la Feria Internacional del Turismo, que se realiza en estos días en Buenos Aires, tuvo unas 75 personas participando y de Malargüe fueron solo 12.
En cuanto al trabajo con vista a la próxima temporada de verano destacó el lanzamiento, el pasado 24 de octubre, en Rosario, Mendoza y Buenos Aires, de la campaña de promoción denominada “Malargüe te renueva”. La misma apunta a instalar el destino como un lugar donde se puede dejar de lado la rutina de las grandes ciudades y poder tomar contacto con la naturaleza, en un ambiente libre de contaminación y de ruidos.
Informó que se trabaja en la presentación de nuevos circuitos turísticos para suplir la falencia que hoy existe en la faz recreativa. Uno de esos circuitos será Colonia Pehuenche donde hay interés de alguno de sus habitantes en ofrecer actividades que despierten el interés por la faz cultural, gastronómica, de recreación.
“Si queremos que haya una continuidad tenemos que mejorar los precios de los servicios que se prestan. Hoy en día el turista busca precios, entonces necesitamos la colaboración de sector privado para que revea sus ganancias. Malargüe tiene una carga impositiva, en algunos rubros, menor que en San Rafael o Alvear pero los precios son más altos. Cuando, entre comillas, asaltamos con los precios a un turista es un turista que no vuelve más y nos hace mala publicidad entre sus amigos, familiares, en la redes sociales”, concluyó Ferrero.

SUYAY QUINTEROS Y GUSTAVO MIRAS:  “REPOSICIONAR LA  MARCA MALARGÜE”
Suyay Quinteros (S-) y Gustavo Miras (G-) son integrantes de la Específica de Turismo de la Cámara de Comercio. Gentilmente se prestaron al siguiente reportaje para analizar la temática que nos ocupa.

¿Malargüe sigue siendo un destino turístico elegido por la gente, sin necesidad de promociones?
S-“Un destino turístico lo es por todos los servicios y atractivos que tiene. Malargüe es un destino único en el país, pero para que la gente lo elija tiene que estar la gestión tanto del sector privado, pero por sobre todo del sector público que tiene que tomar la decisión política que el turismo sea importante en el departamento. Cuando eso sucede tenemos que hablar de promoción. Creo que nos falta promocionar bien el destino, venimos notando en los últimos años que cada vez hay menos gente, que las temporadas son más cortas. Hay que volver a re posicionar a Malargüe en Argentina”.

¿Entonces, hay un retroceso?
G- Hay un retroceso. Debemos de separar el destino por su naturaleza y Malargüe en los lugares naturales no ha desarrollado servicios, para que las personas que nos visitan estén bien atendidas.
Por otro lado, el acompañamiento entre el sector público y el privado es fundamental. Si todos los privados entendiéramos que Malargüe es un destino turístico todo el año, que es invierno, que es verano, sumado al sector público, re posicionaríamos el destino en el lugar donde debe estar. Debemos trabajar juntos, entender que la palabra Malargüe es una marca que ocupa un lugar y esa marca es la que ha descendido en el posicionamiento de ciudades marcas en el país.
Necesitamos una política de Estado permanente, con políticas que se dediquen al turismo y que lo tomen como una actividad económica que multiplica el resto de las actividades.

¿Cuáles son los servicios en los lugares naturales que faltan?
G- Hablamos de comunicación terrestre, con caminos aptos para llegar. Servicios básicos que cada persona debe recibir para satisfacer sus necesidades fisiológicas y de comidas.
S- Me parece que tenemos que tener estadísticas reales de quiénes son las personas que nos visitan en cada temporada. Ese trabajo es elemental para saber dónde vamos a invertir, a dónde vemos apuntar, a quién vamos a llamar para que nos visiten. Ese es un trabajo que en los últimos años, por decirlo de alguna manera, está flaco. Una vez que tengamos claro el dónde y a quién, busquemos el cómo en conjunto. Sólo desde el conocimiento y los acuerdo podremos definir el cómo, cuándo y dónde.

¿Por qué cuesta tanto la integración del sector público con el privado?
G- Tenemos que trabajar hacia adentro, para después salir a ofrecer Malargüe. Hay que concientizar y educar. Si todos los habitantes de Malargüe entendemos que estamos en un lugar turístico vamos a estar interiorizados con los atractivos turísticos que tenemos y se lo vamos a poder comunicar a los que nos visitan. Vamos a tener servicios acordes a lo que cobramos y nos vamos a complementar el hotel con el restaurante, con la agencia de turismo, con los artesanos. Si no hacemos esto, otras ciudades venderán mejor nuestro destino que nosotros mismos. Hay que hacer un trabajo hacia adentro, entre el sector público y los privados.
Tenemos que convencernos que Malargüe es turístico y hoy entendemos que desde la parte estatal no están tan convencidos que podemos ser un destino turístico, cosa que no pasa con una gran parte del sector privado que busca trabajar fuertemente en esto.
S- Creo que el sector privado puede acompañar la gestión pública a la hora de elegir un destino para promocionar, difundir y promocionar, pero las obras le corresponde al Estado nacional, provincial y municipal, máxime cuando nuestros destinos turísticos son, en su mayoría, reservas naturales. Si lo que se recauda en Caverna de las Brujas, en Payunia, volviera en obras, esos lugares ya tendrían los servicios básicos que estamos reclamando.
G-Malargüe para ser un destino, de manera definitiva, necesita mejorar sus caminos, tanto para llegar hasta la ciudad como los que conducen a los atractivos turísticos. Hay que promocionar la marca Malargüe, que no debe pertenecer ni a un color, ni a una gestión, ni a un partido.

En materia de tarifas, ¿Cómo estamos?
Los precios no los tenemos que trabajar pensando que tenemos que vender Malargüe más barato, sino que tenemos que hacerlo pensando un Malargüe con más y mejores servicios. Cuando ofrecemos buenos servicios, nadie se acuerda del precio.

¿Qué hacer para tener más lugares de entretenimientos para la gente que nos visita?
S- Invitemos inversores (risas). Faltan algunos espacios, pero también es una realidad que quien viene a hacer turismo sale a las 08:00, vuelve a las 21:00, cena y se va a dormir.
Creo que tenemos que trabajar mejor los eventos que organizamos a nivel local, como la fiesta del chivo y de la nieve. Los tenemos que hacer no pensando en la gente de Malargüe, sino para el turista.

¿Qué hacer para que hayan turistas en las denominadas temporadas bajas?
G-Además de nuestras bellezas naturales tenemos atractivos científicos, muchos artistas, un centro de convenciones de excelente calidad. Tenemos que salir a ofrecer esas cosas, también.

¿Cuál es el mensaje para los prestadores turísticos.
S- Yo invito a los privados a que se sumen a las Cámaras, de comercio o de turismo, que derramen sus ideas, que trabajemos en conjunto, tenemos que estar unidos, trabajando.
Urge la necesidad de trabajar con una agenda para posicionar nuevamente a Malargüe como destino.
G- Lo más difícil ya lo tenemos, que es la naturaleza muy bien cuidada. Necesitamos que el Estado se sume a que Malargüe, definitivamente, sea un destino turístico. Desde el sector privado estamos trabajando muchísimo para que esto suceda.
Hay que priorizar lo general por sobre lo particular y lo general es la marca Malargüe, porque la industria del turismo genera actividad para todos.

LEONARDO IRIARTE “LA PESCA ES UN RECURSO QUE GENERA INGRESOS”
“Se ha visto, en los últimos años, un incremento de turistas que vienen a Malargüe por la pesca, tenemos los datos que así lo demuestran. Es una actividad que año a año va creciendo. Están viniendo, incluso, referentes de la pesca del país a explotar nuestro recurso”, sostuvo Leonardo Iriarte, presidente de la Asociación Malargüina de Pesca con Mosca al responder respecto de si la actividad de la pesca trae turistas al departamento.

Afirmó que ese incremento de visitantes a practicar el deporte se debe al manejo del recurso que su entidad impulsó y a la repoblación de los ríos.
“Hemos perdido los tamaños de las piezas que había, pero se ha cuidado el recurso de manera natural, con mucho acompañamiento de nuestra institución. En la zona de La Matancilla tenemos un registro de cerca de 4.000 pescadores, en un lapso de dos meses, 7.000 personas en Valle Hermoso, que tal vez los operadores locales no lo ven porque la gente elije un guía de pesca que no es del departamento. Nuestra entidad lucha, históricamente, para que sean los malargüinos quienes se dediquen a guiar, fiscalizar y controlar. Hoy hay gente de aquí que alquila sus vehículos o lleva pescadores a los cauces hídricos, como una opción de trabajo. Día a día hay más gente interesada, falta un caminito, que es la figura del guía local de pesca”, agregó Iriarte.
Acotó que se tiene un falso concepto de los pescadores como no consumidores en el departamento.
“Hoy vienen pescadores de elite, que no nos damos cuenta que están en Malargüe. Ellos se hospedan en los mejores hoteles de la ciudad o en Las Leñas. La pesca es un recurso que genera ingresos y yo diría muy buenos ingresos”, dijo concretamente.
Se mostró esperanzado que avance el pedido formulado en el Concejo Deliberante para reglamentar la figura del guía de pesca y preocupado por la falta de apoyo del municipio y la Dirección de Recursos Naturales del gobierno provincial al programa de reproducción de salmónidos silvestres, que no ya hemos dado cuenta, este año no se pudo implementar por falta de recursos económicos.

PROMATUR: “EL SECTOR PÚBLICO Y PRIVADO DEBEN TRABAJAR EN CONJUNTO”
PROMATUR (Profesionales Malargüinos del Turismo) comenzó a trabajar como asociación hace cinco meses, pero hace dos meses obtuvo su persona jurídica lo que les permite tener existencia individual física. Está conformada por 15 integrantes, varios de ellos guías de turismo y otros son técnicos en la materia turística, teniendo como presidente a Oscar González, un joven altamente capacitado, quien se ha desempeñado laboralmente en el sector privado y público del turismo, incluso dictando clases para incorporar más conocedores.

El objetivo de PROMATUR es generar herramientas necesarias para que el profesional del turismo pueda desempeñarse bien en su trabajo.
“Hoy en día el profesional del turismo cotiza en conocimiento y la calidad del servicio que ofrece como valor agregado humano en cada área que se desempeña, por eso queremos brindar herramientas” explicó González.
A pocos meses de su creación esta asociación ha realizado variadas capacitaciones para sus integrantes. Las mismas han estado relacionadas con el rescate en alta montaña con cuerdas, también se realizó un relevamiento de seguridad en Cavernas de Las Brujas, donde se chequearon las condiciones de los elementos utilizados para el rescate de las personas, los cuales formaron parte del simulacro realizado en el lugar. El más importante de los cursos hizo referencia a primeros auxilios extensivos, el cual tuvo una duración de tres días, dictado por un escalador guía de montaña en Aconcagua, una profesional en enfermería y un médico.
“¿Considera a Malargüe como un destino turístico?”, le preguntamos a González y nos: “La diferencia está en ser un lugar con turistas o un lugar para turistas, si bien Malargüe ha crecido en el turismo, le falta mucho para ser una ciudad que atienda al turista”.
En otro orden expresó “lo que está pasando es que los jóvenes están tomando la posta en el área del turismo y eso tiene que pasar, para que se renueven y lleguen nuevos pensamientos. El turismo que se venía tratando quedo casi como obsoleto en Malargüe, hay muchas cosas en las que se ha avanzado pero todavía no se toma la posta en eso. El turismo dinámico va cambiando todo el tiempo y si nosotros nos quedamos el turismo nos pasa por arriba y eso nos está pasando en Malargüe”.
Oscar, busco ejemplificar la situación planteado y explicó “en temporada baja no se toman los recaudos necesarios como promociones, no se toma en cuenta la cama fría, es decir, el hospedaje se termina vendiendo no al precio estipulado, pero lo vendo a un módico precio para poder venderlo. El turismo también es un producto altamente volátil, si no lo vendo en el momento mañana no lo puedo vender, lo perdí”.
En cuanto al turismo joven que pasea por la cuidad, su opinión fue “esta temporada hemos tenido mucho turismo joven, siempre se critica el tema de la siesta, pero es algo que no podemos cambiar, estaríamos perdiendo una esencia nuestra si cambiáramos eso”.
Según González la solución a esto sería “crear turnos, utilizando el mismo método que trabajan las farmacias, poniendo un restaurante de turno, un regional de turno, es decir, que no cierren a la siesta, hay formas fáciles de solucionarlo, solo basta ponerse de acuerdo. Nunca se terminó de trabajar en equipo para recibir a turistas, siempre se han hecho esfuerzos aislados porque para atender al turista hay que ser un conjunto, analizar qué lugar ocupa cada uno en el turismo, ver y aprovechar las oportunidades que nos ofrece el turismo, traspasar la conciencia, atender el turista, que es lo que está faltando en este eslabón”
Finalmente puntualizó, conociendo el trabajo del sector público y privado de turismo, “es verdad que el Estado siempre pone plata para promocionar, mientras que el privado siempre ha esperado del lado público para promocionar. Los privados deben hacer mea culpa, que es un engranaje importante, si el privado y el público no se ponen a trabajar en conjunto no se puede avanzar”.

FLORIDOR GONZALÉZ: “NO ESTAMOS APOSTANDO FUERTEMENTE AL TURISMO”
El presidente de la Asociación Malargüina de Turismo (AMATUR), Floridor González, considera que “hay un quiebre con respecto al turismo”.

Luego especificó “las autoridades municipales no están teniendo en cuenta al turismo como se lo ha tenido anteriormente, nosotros hemos peleado mucho para posicionar a Malargüe turístico y lamentablemente hoy hemos perdido mucho de ese posicionamiento”. Para reafirmar lo dicho expuso “pongo como ejemplo, fiestas icónicas como el Festival del Chivo que ha decrecido en su poder convocatoria y teatral, entre otros aspectos, propio de la situación económica que se vive, pero hay que buscarle la vuelta para que esto vuelva a posicionarse”.
En cuanto al aporte económico para promociones, reveló “Malargüe hoy con lo único que cuenta por parte del Estado municipal para promoción es con la coparticipación, que viene de la provincia a nivel departamental. No estamos apostando fuertemente en el turismo”.
Consideró que “en el sector privado debemos hacer un mea culpa, siempre que llega la fecha de la FIT (Feria Internacional del Turismo) nos fijamos en nuestros vecinos de San Rafael, con una sana envidia, pero si miramos hacia adentro debemos encontrar una situación culposa por parte nuestra. Por ejemplo, para ir a la FIT este año desde AMATUR hemos gestionado pasajes a un valor mínimo y se subieron a ese colectivo 18 personas, mientras que de San Rafael van 70”.
La revista “Destino Malargüe” es la principal guía que tiene el sector privado para mostrar el servicio que ofrece, pero parece que no a todos les interesa formar parte de esta.
“No logramos convocar a todos los prestadores en la revista. Tenemos un problema que debemos limar entre nosotros y ver qué estamos haciendo mal. No estamos trabajando el sector privado como debe ser, no tenemos la unión suficiente y no estamos apostando y aportando al turismo, porque la promoción se mueve con aporte”, puntualizó González.
“El sector privado le está golpeando la puerta al público para decirle qué tiene que hacer, lamentablemente, el sector oficial no responde en este aspecto. Notamos una Directora de Turismo que tiene mucho entusiasmo y ganas, pero creemos que no tiene el soporte económico suficiente para moverse promocionalmente en los destinos importantes para nosotros como lo son Capital Federal, Córdoba, Santa Fe y Rosario. Esos destinos hay que trabajarlos mucho y no dejarse estar, hay que marcar presencia, porque ahí es donde aparece el error, la promoción es buena cuando tiene continuidad”.
Respecto al Ente Mixto Asesor de Turismo (EMAT), González observa que “Hay que posicionar una herramienta que nos dio el Concejo Deliberante, que no se está utilizando como tal. Aquí las instituciones intermedias ONG, aliadas con el sector oficial, deben propulsar y desarrollar todas las políticas de turismo y esto hoy no se está haciendo”.
Para cerrar su opinión a este tema central, el entrevistado definió: “Si no está el soporte del empresario privado la cosa no camina. El Estado delinea políticas y las implementa, mientras que el privado hace negocios, de esa manera la cosa funciona sino es imposible. Cuando el político se encierra en una burbuja se comete un error y el privado pretende trabajar en soledad sin el apoyo estatal, se complica. Deberíamos hacer una fuerte convocatoria al sector privado, representado en sus instituciones, y esta herramienta que es el EMAT ponerlo en valor y posicionarlo como debe ser”.

OPINIÓN
La impronta que le marcó la actual concejal Graciela Viollaz a la Dirección de Municipal de Turismo, más allá de aciertos y errores, más allá de cualquier simpatía política o no, debe ser, a mi entender, reconocida por todos los Malargüinos.

En los primeros años de funcionaria municipal Viollaz ideó un plan que trabajo muchos beneficios, comprobables en Malargüe. Recuerdo las discusiones con los privados para diseñar el camino a seguir, las capacitaciones en materia de calidad, algún programa que conduje televisión con alguna de las capacitadoras que formaron a tantas personas del sector.
Lamentablemente, luego no hubo una continuidad. Cada nuevo director de turismo trató de implementar un proyecto personal, sin consenso con los privados y hoy estamos como estamos, con el agravamiento que nuestro actual intendente no ha dado pruebas concretas de tener una planificación previa para el sector y tampoco ha ideado una para lo que le queda de mandato. Hay marchar y contramarchas, día se pone un nuevo “logo”, al otro lo sacamos de las campañas de promoción. Cuando el municipio necesita disponer de fondos van todos sus representantes al EMAT (Ente Mixto Asesor de Turismo), cuando hay que discutir políticas de fondo para el sector o fuera de los horarios de mañana el sector oficial es minoría en esas reuniones. La lista es larga, pero creo que he ejemplificado para que el lector tenga una idea de lo que está pasando.
Haberle negado apoyo al exitoso programa de reproducción de salmónidos silvestres es otra política errada, que deberá ser revisada para la temporada próxima, de lo contrario seguiremos perdiendo otra fuente de recursos.
El diagnóstico, tanto del sector oficial como del privado, es coincidente, estamos teniendo un descenso en el número de visitantes y Malargüe, mal que nos pese, ya no está en el imaginario de la gran mayoría de los argentinos. Perdimos un terreno, que para los que hemos estudiado algo de publicidad, no será fácil remontar la cuesta y nos costará mucho dinero.
Tengo la sensación que lo que pasa en el sector turístico refleja cómo estamos los malargüinos. Impera el individualismo al sumar colectivamente, por eso cada vez hay menos gente participando en las entidades intermedias; nos cuesta ponernos de acuerdo en cuestiones básicas; pensar distinto es sinónimo de volverse enemigo del otro; son pocos los locales que se atreven a invertir y terminamos criticando al que llega de afuera a volcar su dinero en nuestro suelo; las buenas ideas, los buenos planes se mantienen en tanto el funcionario o dirigente que los expuso está en un determinado cargo; criticamos a los que hacen bien las cosas, tal como nuestros vecinos sanrafaelinos, pero no somos capaces de preguntarnos por qué y cómo lo hacen.

Priorizar la general por sobre lo particular
Gustavo Miras nos dijo, en su visión, hay que “prioriza lo general por sobre lo particular”. Suscribo esa frase. Para salir de la situación que estamos en materia de turismo debemos trabajar todos en una política de Estado, donde tanto el gobierno como los privados del sector y el resto de los malargüinos que no lo somos definamos líneas de acción para trabajar bajo el objetivo de reinstalar a Malargüe como destino turístico de Argentina.
Las bellezas naturales, por más que las consideremos únicas, por sí mismo no garantizan actividad turística. Si se le incorpora instalaciones, equipamiento y servicios de calidad que agregan valor, el recurso turístico se convierte en un atractivo turístico. Luego debe ser “vendido” como producto un producto turístico.
El producto turístico que se debe salir a ofrecer es Malargüe, que incluye diferentes tipos de atractivos: naturales o hechos por el hombre, hoteles, restaurantes, centro convenciones, actividades, festividades y eventos.
Urge que se planifique, implemente lo planificado y se arbitren los mecanismos de comercialización y marketing.
Para ello, el municipio debe volver a contar con una Secretaría que fomente las actividades económicas del departamento, más allá del nombre que tenga. Con la complejización que hoy tiene la comuna, que desde hace tiempo debe ocuparse de muchas otras cosas además del ABL (alumbrado, barrido y limpieza), no puede ser que desde ya nueve meses siga habiendo un solo Secretario municipal, eso era para el Malargüe de hace 50 años. Hoy hay que tener equipos de gobierno. Será por eso que no comparto con el intendente Vergara que no encuentra gente para que se sume a la acción de gobierno. Era y sigue siendo su responsabilidad conformar un grupo de gente que lo ayude a gobernar. Esa afirmación es denigrante para los malargüinos capacitados y con vocación de servicio.
Se deben destinar fondos para el desarrollo turístico a fin destinarlos a promociones, capacitaciones, inversiones en actividades no desarrolladas. Contar con estadísticas serias es vital para no malgastar los siempre escasos recursos económicos.
Urge el establecimiento de una mesa pluralistas donde se definan estadísticas con la participación de profesionales pero también donde esté sentada la gente que da la batalla en el sector día a día.
Cierro esta columna con la esperanza que nuestro Tema Central contribuya a la toma de conciencia, en el sentido que urge implementar una política de Estado, previamente consensuada con todos los sectores políticos, públicos y del sector privado, para reposicionarnos en el contexto de la oferta turística nacional e internacional.

EDICION IMPRESA
Tapa Edición Actual
GALERÍA
DE FOTOS
EGRESARON AUXILIARES EN MINERÍA
ALGUNAS DE FOTOS DE LA ÚLTIMA EDICION
NUEVO ENCARGADO EN EL MATADERO FRIGORÍFICO
ESTE AÑO NO HABRÁ RESIEMBRA DE TRUCHAS
ALICIA VIDELA VDA. DE IRIARTE
PROMETEN ARREGLAR POZOS SÉPTICOS DESPUÉS QUE TERMINEN LAS CLASES
DEBORA FERRERO MALARGÜE HA SUFRIDO UNA PARALIZACIÓN
Periódico Ser y Hacer de Malargüe
Redacción y administración: Cacique Millanquín 1074 Malargüe, Mendoza -Tel. Prensa: 54 260 15 4570011. Publicidad: 54 260 15 4316571- Dirección: Téc. Sup. en Periodismo: José Eduardo Araujo. Diagramación y Armado: Verónica Bunsters. Periodistas: José Eduardo Araujo - Pamela Rodríguez. Web Master: Téc. Sup. en Inf. David Zaragoza.