Portada Edición 220, Ser y Hacer de Malargüe
ESTAMOS PERDIENDO LA CORTINA FORESTAL

“Cuando se dejaron de hacer las cosas como se debía la cortina forestal se vino abajo ¡Mire en lo que es ahora esa que fue una hermosa cortina, es una lástima como está todo!, expresó don José Luis Ollarce en su Historia de Vida, que publicamos en la edición anterior. Esa frase y una fue la que nos motivó a encarar este Tema Central.
Una recorrida terrestre y otra aérea sobre el sector oeste de la ciudad de Malargüe nos llevó a verificar que las palabras de Ollarce no están equivocadas. La tala indiscriminada de árboles, la falta de un mantenimiento adecuado, el ingreso de personas a vivir sin autorización y la inseguridad son algunos de los problemas que se reflejan y requieren solución. Intentaremos en las siguientes páginas realizar una descripción del actual estado de situación, con la sana intención de poner en agenda un tema que requiere la adopción de medidas urgentes para evitar que perdamos la cortina forestal, un bien patrimonial de los malargüinos.

UN POCO DE HISTORIA
UN POCO DE HISTORIA
Inicio de la plantación de la Cortina Forestal, hoy Parque Pierini.

En los primeros años de la década de 1960 se implanta una cortina forestal en el sector oeste de la ciudad de Malargüe, sus límites son calle Fortín Malargüe al sur, canal Cañada Colorada al Oeste, Arroyo La Bebida al norte y la actual calle Santa Cruz al oeste. Allí se colocan varias especies de árboles, predominado álamos de distintas variedades.


En 1972 surge el proyecto de realizar otra plantación al sur de la antes mencionada, motivada por una cuestión social, la desocupación existen en el departamento, producto del cierre de varios emprendimiento mineros. En junio de ese año arribó a Malargüe el Ing. Ramón Martínez, contratado por la Dirección de Bosques de la provincia de Mendoza para estar al frente del proyecto. Junto a su colega el Ing. Puelles recorren la zona, sugerida por don Arturo García.

En 1973 se contrató una empresa de San Rafael para realizar el desmonte y nivelación del predio de 157 hectáreas, que tiene una forma de triángulo desde camino a Castillos de Pincheira, como cabecera norte, hasta la ex planta generadora de energía eléctrica como punto extremo sur y actual calle 16 de Noviembre por el este. Los árboles implantados fueron de la familias de la salicáceas (álamos criollo, 2-14 y blanco), en una cantidad aproximada a los 150.000 ejemplares. Algunas plantas se realizaron de renuevos extraídos a pala y picota de la zona de El Chacay y trasportados en un camión Skoda, otros del vivero de la Dirección de Bosques de Malargüe y los restantes de predios cercanos a la ciudad.

Más de 20 personas llevaron a cabo esas labores, entre ellas, Encarnación Martínez, Pedro Rivero, José Luis “Choique” Ollarce, “Zorro” Canales, Manuel Ulloa, Juan Duhovnik, “Lelo” Morales, Nicolás Fuentes, “Pichón” Alanís, Carlos Luna y Basilio Escobar.

En 1993, la provincia firmó un convenio con el municipio donde se le impone a la cortina forestal sur el nombre de “Parque de usos múltiples Daniel Hugo Pierini”, para ser utilizado como lugar de esparcimiento. La comuna asumió la responsabilidad del mantenimiento del predio.

Comentar



VECINOS DEL BARRIO MUNICIPAL ADVIRTIERON DAÑOS EN LA CORTINA FORESTAL

El 12 de octubre de 2016, un numeroso grupo de vecinos hicieron llegar al intendente Jorge Vergara Martínez y al Honorable Concejo Deliberante una nota advirtiendo sobre “el estado de la cortina forestal Malargüe, ubicada al oeste de nuestro departamento y pedir el cuidado y recuperación” de ese patrimonio.


Fundamentaron el pedido “a los daños ocasionados por el viento ocurrido el día domingo 14 de agosto de 2016, en el cual se vio una importante cantidad de álamos derribados por falta de cuidado, ya que en la actualidad se encuentran en su mayoría secos y en total estado de abandono”. Se adjuntaron fotos de la situación.

Los vecinos dijeron en la misiva que “hectáreas completas están desapareciendo”.
Consideraron que “por cada álamo que se pierde se debe plantar uno nuevo”.

“No queremos que se pierda nuestra cortina forestal, se arruine y llegue al punto de desaparecer, ya que es de vital importancia para todos los habitantes de la zona, nos protege de los vientos y purifica nuestro oxígeno, además embellece el paisaje, aportando así un valor único y estético a nuestro departamento” concluyeron los más de 100 vecinos que firmaron la nota.

En Concejo Deliberante el tema fue tratado, en el mes de mayo de ese año había ingresado un Pedido de Informes del justicialismo sobre daño agravado y usurpación en la zona, mientras que desde el Ejecutivo se asumió el compromiso de viabilizar soluciones que, dicen algunos de los vecinos, aún no se han ejecutado.

Comentar



LO QUE DICEN, Y NO DICEN, LOS OCUPANTES
LO QUE DICEN, Y NO DICEN, LOS OCUPANTES

Debemos reconocer que no fue fácil hablar con las personas que han construido sus viviendas en la cortina forestal. Con quienes lo hicimos prefirieron no exponerse a las fotos ni brindar su identidad.


“Nosotros nos cansamos de ir a la municipalidad a que nos dieran un lote o algo donde vivir. No nos quedó otra que venirnos a levantar una piecita. Tuvimos que venirnos con los niños chiquitos y levantar algo con palos de la cortina, nylon y cartones, después hemos podido cortar algunos adobes y levantamos lo que tenemos” relató una mujer joven con la que hablamos.

Al preguntarle si sabía que con ese acto podría estar cometiendo un delito respondió “no le hemos robado nada a nadie y no podíamos estar a la intemperie con los niños”.

“Yo cerré este lote porque necesitaba un techo. No me pienso ir de este lugar, que saquen a los que se metieron mucho antes que nosotros, que venga el intendente y me dé una casa, sino no me pienso mover de aquí” expresó otro hombre de forma tajante.

En off de record, nos comentaron que la situación de ocupación del sector norte de calle Milagro de los Andes se dio en el último tiempo del gobierno de Juan Antonio Agulles, cuando ya se sabía que el radicalismo asumiría la intendencia. Allí están en construcción al menos tres viviendas de materiales, una pertenecería a una persona que colaboró con el gobierno agullista.

También se nos mencionó que hay ocupantes que llegaron, aparentemente, por la devolución de favores políticos y de otra índole.

Lo cierto es que hay varias casas, algunas precarias y otras de ladrillo y techo de zing, que cuentan con el servicio de electricidad, provisto por EDEMSA.

Comentar



ING. JORGE FERNÁNDEZ “LOS ASENTAMIENTOS PERJUDICAN A IRRIGACIÓN”
ING. JORGE FERNÁNDEZ “LOS ASENTAMIENTOS PERJUDICAN A IRRIGACIÓN”

Desde que algunas familias han decidido usurpar parte del terreno de la cortina forestal, hacia el noroeste de la cuidad de Malargüe fundamentalmente, los regantes registrados en el Departamento General de Irrigación se ven perjudicados de diferente manera e incluso generan gastos administrativos extras a la dependencia local.


El Ingeniero Jorge Fernández, encargado de la delegación local del Departamento General de Irrigación, fue entrevistado respecto de este tema porque allí se encuentran varios cauces que son jurisdicción de esta entidad.
Fernández comentó “tenemos serios inconvenientes en la zona de calles Milagros de Los Andes y Santa Cruz, en un sector donde pasa el canal que es permanentemente obstaculizado por usurpadores de este predio que utilizan el agua para regar o darle a los animales. Para hacer uso de este recurso, obstaculizan los causes e impiden que el agua continúe con los riegos programados”.

Esa acción ha provocado malestar en los regantes, ya que no solo producen daño al cortarlo sino que cuando desocupan el agua, al dejarla liberada, ésta llega fuera del horario establecido inundando el terreno.

“Hemos recibido denuncias de los regantes en Irrigación porque se les ha inundado el predio cuando el agua llegó fuera del turno e incluso a algunos no han podido realizar tareas de fertilización porque se le inundó la propiedad”, expresó Fernández.

En las últimas semanas, desde el Departamento de Irrigación se están haciendo obras para evitar que se desvíe u obstaculice el canal, algo que es totalmente ilegal y que perjudica, como se ha expresado a quienes pagan para regar sus propiedades.

“Particularmente, nos tiene preocupados la situación de esa zona ya que estamos gastando esfuerzo, maquinaria y mucho dinero en volver a ratificar los cauces que fueron obstaculizados donde debemos realizar tapones que no corresponden. Es ilógico manejar ese tipo de situaciones cuando estamos frente a algo que no es legal”, concluyó Fernández.

Comentar



RODOLFO CABEZA: “NO ADVERTIMOS ACCIÓN POR PARTE DEL EJECUTIVO”

“Nosotros desde que asumimos esta banca empezamos a trabajar sobre la cortina forestal, porque eso que le costó tanto a los pioneros de Malargüe hoy esté desprotegido” indicó en diálogo con nuestro medio el concejal Rodolfo Cabeza del bloque Justicialista Frente para la Victoria.


Sostuvo que, a su juicio, hay desprotección, falta de riego y de mantenimiento. A eso se añade el problema de las usurpaciones.

“Nosotros hicimos un pedido de informes porque vimos que se había usurpado un terreno que se encuentra en calles El Planchón y Santa Cruz. La cortina forestal está al cuidado, conservación y mantenimiento de la municipalidad de Malargüe, propiedad del Estado Provincial. Tiene que estar destina a emprendimientos culturales, científicos y recreativos, no es para que vaya gente y se instale en una vivienda de tipo familiar. En el caso que existiera un problema, la comuna tiene que darle intervención a la Fiscalía de Estado” adujo Cabeza.

Seguidamente puntualizó “nuestra intención fue realizarle una advertencia al intendente, para que de una forma y otra tratara de solucionarlo. Como no advertimos acción por parte del Ejecutivo, hicimos la denuncia correspondiente a Fiscalía de Estado”.

“La cortina forestal sirve como pulmón verde, protección de los vientos a todos los malargüinos. A los problemas de árboles secos, desforestación, falta de mantenimiento, se suma el tema de las usurpaciones y creemos que hay se deben tomar medidas. De nuestra presentación en Fiscalía de Estado obtuvimos una buena respuesta porque hace aproximadamente 15 días se llamó a declarar a nuestra presidente de bloque (Marina Larosa) para que informara sobre las falencias y delitos. Nosotros hemos estado trabajando siempre en el tema de cortina, más allá de lo partidario. La cortina la tenemos que cuidar porque es de todos” concluyó el edil opositor.

Comentar



FEDERICO LINEROS: “CUESTA PODER VIGILAR”
FEDERICO LINEROS: “CUESTA PODER VIGILAR”

El predio de la cortina forestal esta entregado en comodato al municipio desde 1993. Se trata de una superficie total de cerca de 250 hectáreas, que incluye la cortina oeste y el parque Pierini o cortina del plan forestal.


En el gigante predio, desde hace más de una década se vienen registrando situaciones de usurpación, que han llevado a la erradicación de árboles donde se han construido casas o simplemente se talan árboles para ser utilizado como leña.

El Director municipal de Espacios Verdes, Federico “Pochi” Lineros, reconoció que cuesta poder vigilar esa zona para evitar desmanes, aunque intentan mantener el orden cuidando que no se siga deforestando.

Según explico, la problemática principal se da en calles Milagros de los Andes y El Planchon, zona en la que ellos vigilan y administran, pero es la que tiene mayor cantidad de ocupantes. Esas zonas están identificadas en el plano como lotes 1,2 y 3.

“Lamentablemente es difícil de vigilar el fin de semana. Solo se han realizado relevamientos e informes”, manifestó Lineros.

El ordenamiento territorial de la cortina forestal depende de diferentes entidades que deberán ponerse de acuerdo para poder actuar ante la situación de usurpación en esa zona.

Comentar



Ing. FACUNDO MARTÍNEZ: “ES UNO DE LOS TEMA NEURÁLGICOS QUE TENEMOS”
Ing. FACUNDO MARTÍNEZ: “ES UNO DE LOS TEMA NEURÁLGICOS QUE TENEMOS”

El flamante Director de Catastro de la municipalidad de Malargüe, Ing. Facundo Martínez, al ser consultado sobre el tema cortina forestal expresó “es uno de los tema neurálgicos que tenemos y estamos empezando a encarar una posible solución”.


Para tener un panorama más claro puntualizó que el propietario de la zona es el gobierno de Mendoza, que tiene como administrador del predio a la municipalidad de Malargüe.

“Si bien no tenemos una potestad sobre la cortina forestal al 100 por ciento, si tenemos responsabilidad, como municipio, sobre ella. Hemos recorrido la zona, la hemos relevado y estamos notificando a las personas que se tienen que retirar, estamos reuniéndonos con el Fiscal (Javier Giaroli) para realizar las denuncias penales que correspondan para sacar a la gente que ha ingresado sin autorización” expresó el funcionario.

De ese relevamiento surgirían que hay unas 20 familias instaladas de manera ilegal en la cortina forestal, sobre todo en el sector norte. Algunas viven allí y hay otras que han alambrado algunos sectores.

Acotó más adelante que “hay casos especiales con familias que están viviendo desde hace años, que tendrán un tratamiento particular, caso por caso”.

“La gente tiene que tener claro que la cortina forestal no se puede ocupar. Invitamos a todas las personas que han ingresado a ocupar algún sector que se retiren pacíficamente, porque el bien particular no está sobre el general, y evitar así la denuncia penal. Tienen que entender que es un bien común de todos los malargüinos. Comprendemos que hay realidades sociales muy difíciles pero no podemos cambiar los órdenes de prioridades, la cortina forestal nos protege a todos los que vivimos en Malargüe y la tenemos que cuidar todos” dijo Martínez.

Invitó a los ocupantes a contactarse con el municipio para buscar una solución.

En otro orden, manifestó que existe un proyecto para ensanchar la cortina hacia el oeste y una reforestación de la actual a fin de fortalecerla.

Comentar



DEFENSA DE UN PATRIMONIO DE MALARGÜE

Debo confesar que hacía muchos años que no recorría con detenimiento la cortina forestal que conocí siendo un niño. En esa época me asombraba la inmensidad de los árboles y la cantidad de pájaros que en ella había. Tuve la oportunidad de contemplar la belleza del hoy Parque Pierini, cuando crecían sus álamos.


El panorama actual dista mucho de aquello. Hay cuadros totalmente desforestados. Los callejones, que separan un cuadro de otro, llenos de malezas. Álamos secos por doquier y otros que se resisten a seguir ese camino con sólo algunas ramas verdes. Miles de troncos que hablan del talado de árboles con hacha y motosierras. Basura. Casas precarias y otras no tanto donde antes había árboles. Caballos, seguramente con dueños conocidos, en todas partes. Alambrados caídos y otros levantados hasta con tela romboidal donde se observa la plantación de una huerta y se levantan paredes de lo que aparenta una construcción de varios metros cuadrados.

¡Cuánta razón tenía don José Luis Oyarce cuando al relatarnos su historia de vida en el número anterior, y en alusión al estado de la cortina forestal que él ayudó a plantar, dijo “es una lástima como está todo”! Sí, es una lástima cómo no hemos sido capaces de preservar lo que nos legaron nuestros pioneros.

Por qué preservar las cortinas forestales

“Las cortinas forestales forman una barrera perpendicular a la dirección predominante del viento. De esta manera se logra reducir la velocidad de éste, el movimiento del suelo y la erosión. También permiten conservar la humedad del suelo, reducir la acción mecánica del viento sobre los cultivos, el ganado y construcciones y regular las condiciones del microclima. Mediante una cortina se puede disminuír la dispersión del polvo de los caminos interiores o de acceso a los campos y aislar visualmente algunos sectores del predio (casas, corrales, galpones, etc). Es posible también generar áreas para el desarrollo de la vida silvestre y producir madera y leña. En algunos lugares, especialmente en zonas áridas, las cortinas forestales embellecen el paisaje, aportando además un valor estético”, señala en un artículo la Dra. Ing. Agr. Ivana Amico, del INTA EEA Esquel.

Siguiendo con su argumentación a favor de este tipo de plantaciones indica que las cortinas forestales regulan también la humedad ambiental. La evaporación está directamente vinculada con la velocidad del viento, por lo tanto, al disminuir la misma se genera un ahorro de agua importante en la zona protegida. Durante el día, las barreras frenan o disminuyen la entrada del aire frío, haciendo que la energía solar absorbida por todo el ambiente se traduzca en una elevación de la temperatura. Este fenómeno amortigua el enfriamiento de noche, reduciéndose así la intensidad de las heladas. En definitiva, las cortinas forestales tienen un efecto favorable en la defensa contra heladas primaverales. Con un adecuado manejo, pueden producir madera, postes, leña y productos forestales no madereros.

Los árboles brindan además refugio a las aves y animales silvestres, pudiendo albergar diferentes especies favoreciendo así el equilibrio ecológico de la zona.

Desidia compartida

Sería burdo de mi parte culpar a la actual gestión por el estado actual de la cortina forestal, cuya propiedad sigue siendo del gobierno de la provincia de Mendoza y que el municipio tiene a su cargo para el cuidado.

Me decía el Ing. Ramón Martínez que sus gestiones para realizar el traspaso del manejo de la Dirección de recursos naturales renovables al municipio surgió cuando la provincia no fue reemplazando al personal que se iba jubilando, con lo cual se fue quedando sin gente que hiciera los riegos adecuados, recorriera el extenso predio, replantara y cortara adecuadamente las especies invasivas.

Tanto en la provincia como en el municipio pasaron gobiernos justicialistas y radicales, de allí, entonces, que sostenga que esta es una desidia compartida. También de quienes se dicen defensores del medio ambiente y se oponen al desarrollo económico de nuestro Malargüe. Si hubieran puesto en la primera plana de los medios la pérdida ambiental que ha venido sufriendo el departamento con su cortina forestal, tal vez no estaríamos lamentán-donos. Pero claro, aquí no hay quienes le financien sus cortes de rutas o sus traslados a la legislatura.

Buscar soluciones entre todos

El plan forestal de 1972 surgió como respuesta inteligente del entonces gobierno a una difícil situación económica, similar a la que estamos atravesando. Tal vez, si los principales actores políticos y sociales se sentaran en una misma mesa podrían surgir algunas soluciones para evitar perder este patrimonio forestal de los malargüinos, que tanto bien le ha hecho a nuestra ciudad.

Quizás se podría conseguir algún financiamiento para desarrollar empren-dimientos productivos dentro de la cortina, como por ejemplo de reforestación, utilización de los árboles secos, destinar espacios para la recreación y la práctica de actividades deportivas saludables, destinar otros al desarrollo de granjas, proyectos de abono natural para nuestra agricultura y tantas otras iniciativas que podrían paliar la actual situación de desocupación.

Paralelamente, el municipio debería encarar un plan serio de mantenimiento, recurriendo a la ayuda de la provincia y la Nación, si fuera necesario.

Creo que los malargüinos tenemos en la cortina forestal una causa que podríamos hacer de todos. No podemos darnos el lujo de perder un patrimonio que nos heredaron nuestros antepasados y que esta generación debe heredar a las que vengan.

Comentar

Periódico Ser y Hacer de Malargüe
Redacción y administración: Cacique Millanquín 1074 Malargüe, Mendoza -Tel. Prensa: 54 260 15 4570011. Publicidad: 54 260 15 4316571- Dirección: Téc. Sup. en Periodismo: José Eduardo Araujo. Diagramación y Armado: Verónica Bunsters. Periodistas: José Eduardo Araujo - Pamela Rodríguez. Web Master: Téc. Sup. en Inf. David Zaragoza.