PUBLICIDAD

PETEROA ¿TODO BIEN O TODO MAL?

Desde que el 14 de diciembre pasado el volcán Peteroaregistara“una emisión de material particulado lo que generó una columna de ceniza de 800 metros de altura” la actividad no se ha interrumpido, aunque ha tenido en algunos momentos mayor actividad y en otras, como el actual, ha disminuido. En estos días mucho se habló respecto del fenómeno que nos ocupa, medios locales y provinciales llevaron alarma a la población sacando sus propias conclusiones y denotando a las autoridades oficiales. Nosotros pretendemos brindar un completo panorama con la información oficial, proveniente de organismos reconocidos, y con testimonios de personas verdaderamente comprometidas en el tema para que todos estemos al tanto de lo que pasa. En un primer lugar publicaremos parte de un informe dado a conocer por Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR) con el objetivo de exponer brevemente la historia geológica del volcán y sus peligros volcánicos, y la información con la que se cuenta a partir de los datos de monitoreo volcánico del Observatorio Argentino de Vigilancia Volcánica (OAVV) y del Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (OVDAS).

COMPLEJO VOLCÁNICO PLANCHÓN - PETEROA
COMPLEJO VOLCÁNICO PLANCHÓN - PETEROA

El Complejo Volcánico Planchón-Peteroa (4.107 m snm., 35,24°S-70,57°O) se halla situado en el límite internacional argentino-chileno, distante a aproximadamente 95 km de la localidad de Las Loicas, 95 km de Bardas Blancas y a 110 km de la ciudad de Malargüe.


Se trata de un complejo volcánico, conformado por una serie de volcanes y cráteres, que se caracterizan por tener un amplio registro eruptivo, sin embargo, su actividad explosiva suele ser de baja intensidad.

El límite norte de la estructura está coronado por el volcán Planchón (3920 m.s.n.m), al cual le sigue hacia el sur una extensa meseta que se prolonga por casi 2 km de longitud, sobre la cual yacen los 4 cráteres de las erupciones de 1991 (cráter doble), y el cono de la erupción de 1837. Al sur, esta estructura está delimitada por el Volcán Peteroa, una caldera de forma de herradura abierta hacia el NO.

Su historia eruptiva es compleja, se remonta a unos 200.000 años aproximadamente y en una primera etapa abarcó la construcción de dos edificios principales y superpuestos, el Azufre y el Planchón, caracterizados por la emisión monótona de coladas de lava de composición mesosilícica homogénea.

Aproximadamente 12.000 años atrás se produjo un evento catastrófico que modificó completamente la configuración del complejo volcánico. La mitad occidental del volcán Planchón colapsó, generando la avalancha de rocas más extensa registrada en tiempos recientes y se encauzó a lo largo del valle del río Claro, en Chile. Su cumbre se transformó en un anfiteatro de fondo plano donde se concentró la actividad eruptiva más reciente. Por ese motivo, el volcán conocido como Peteroa aún no ha desarrollado un edificio propio y consiste en 5 cráteres y un cono de escorias llamado la Hornilla.

En tiempos históricos, desde 1600 aproximadamente, se han registrado entre 15 y 20 erupciones de acuerdo a las crónicas y documentos de archivo, en su mayoría descriptas como explosiones pequeñas, con emisión de ceniza.

En tiempos recientes, cabe destacar la erupción ocurrida el 10 de febrero de 1991, que consistió en un episodio de tipo freatomagmático que produjo caída de ceniza en una vasta región hasta la ciudad de Malargüe.

Posteriormente, se han registrado explosiones menores. En septiembre de 2010 y enero de 2011 tuvieron lugar erupciones freáticas con emisión de gases y material particulado que alcanzaron la localidad de Las Loicas. En el lapso intereruptivo, el volcán Peteroa registra actividad fumarólica de intensidad variable con emisión de vapor de agua y otros gases que sumado a las fuentes termales aledañas revelan la existencia de un reservorio magmático poco profundo.

Comentar



LA MIRADA AL VOLCAN PLANCHON-PETEROA POR EL SEGEMAR
LA MIRADA AL VOLCAN PLANCHON-PETEROA POR EL SEGEMAR

Ante el incremento de actividad del Complejo Volcánico Planchón-Peteroa, ocurrido el día viernes 14 de diciembre el “SEGEMAR” (Servicio Geológico Minero Argentino), emitió un amplio informe principalmente dirigido a las autoridades nacionales, provinciales, municipales, protección civil, gendarmería nacional y guardaparques. El organismo tiene actualmente en el complejo Planchón-Peteroa con una red binacional de monitoreo volcánico, que tiene 10 estaciones sismológicas, 4 cámaras IP y 2 estaciones GPS-GNSS.


El reporte indica que “el complejo Planchón-Peteroa es el volcán que se encuentra en el puesto N° 2 del ranking de riesgo relativo para la República Argentina. El mismo se encuentra en alerta técnica Amarilla desde el mes de Julio de 2018, sin embargo, su primer aumento a alerta técnica amarilla se produjo el día 22 de enero de 2016, oscilando paulatinamente entre alerta técnica verde y amarilla hasta el mes de noviembre de 2017”.

En dicho documento se destaca que en tiempos recientes, haciendo alusión a los episodios registrados durante el 2018, el día 7 de noviembre se produjo la primera explosión menor sobre el cráter del Complejo Volcánico, la cual fue una explosión puntual, generando una columna de emisión de 1000 m, que dispersó material particulado (ceniza volcánica) en dirección SSE, sin la ocurrencia de actividad sísmica asociada.

El día 14 de diciembre de 2018, a las 9:57 comenzó el actual proceso eruptivo menor, con una columna de eruptiva de 800 m, con emisión de material particulado (ceniza), que se dispersó en dirección E. Asociada a esta emisión se detectó una señal sísmica de largo período seguida por un tremor, ambos eventos característicos de dinámica de fluidos en el interior del volcán. No hubo señales sísmicas previas al evento explosivo mencionado.

Al momento de la ocurrencia del evento el personal de Gendarmería Nacional del Puesto “El Azufre”, ubicado a 8 km del centro de emisión, se autoevacuó y se decretó el cierre del paso fronterizo Vergara.

El día domingo 16 de diciembre se registró la presencia de incandescencia en el cráter del volcán, como evento significativo, indicando esto la posible cercanía del cuerpo magmático a la superficie.

La actividad se ha mantenido de forma continua, con una columna de baja magnitud que ha variado su dirección de SSE a E. En lo que respecta a los parámetros de monitoreo volcánico, no se observan cambios significativos que puedan indicar el aumento de la actividad a una erupción mayor, o que impliquen un aumento del nivel de alerta técnica. No se observan parámetros de deformación en el volcán o la ocurrencia de sismos volcano-tectónicos (VT) significativos, que puedan indicar el rápido ascenso de un cuerpo magmático.

Se muestra a continuación una evaluación de los últimos 12 meses de la actividad del C.V. Planchón-Peteroa, en base a los parámetros de monitoreo medidos por el instrumental perteneciente a la red binacional.

Comentar



DANIEL RODRIGUEZ-DIRECTOR MUNICIPAL DE DEFENSA CIVIL
DANIEL RODRIGUEZ-DIRECTOR MUNICIPAL DE DEFENSA CIVIL

“Seguimos con alerta amarilla y justificada por los informes que nos envían los organismos técnicos de monitoreo del complejo volcánico Planchón-Peteroa tanto de Chile como de Argentina. No se han registrado cambios significativos, aunque en algunas horas del día la actividad disminuye y luego vuelve a aumentar, eso no quiere decir que esté pronto a terminarse el fenómeno, que sigue latente” indicó el Director Municipal de Defensa Civil, Daniel Rodríguez al ser consultado por Ser y Hacer.


Seguidamente agregó “estar en alerta amarilla es esto que estamos viendo los malargüinos. Estamos en una zona rodeada de volcanes, tenemos unos 800, con varios de ellos todavía con posibilidades de entrar en erupción, el Peteroa es uno de ellos”.

Puntualizó que desde 1830 se llevan registros de actividad volcánica en el complejo volcánico que nos ocupa, habiéndose notado épocas donde las fumarolas han sido de mayor intensidad con desprendimiento de cenizas y otras donde sólo se han observado emanación de gases.

“Personalmente creo que lo mejor que nos puede ocurrir es esto que nos está pasando ahora, que el volcán no junte presión y vaya descomprimiéndose cada tanto. Días pasados tuvimos una reunión en Las Loicas con funcionarios y técnicos de los dos países y allí quedó claro que en el caso de una erupción mayor del Peteroa a nosotros nos llegará la ceniza y nada más que eso. Chile tendría en ese caso una complicación mayor porque tienen poblaciones estables muy cercanas, a unos 20 kilómetros de la base del volcán y en el caso del escurrimiento de lava el descenso sería hacia el oeste” opinó Rodríguez.

Señaló que en la cordillera entre Argentina y Chile en estos momentos hay ocho volcanes con alerta amarilla, alguno de ellos próximos a ciudades turísticas, mencionando al Nevado de Chillán y el Villarrica.

Rodríguez remarcó que no han existido personas evacuadas, salvo el personal de gendarmería que se autoevacuó fundamentalmente para que no hubiera tránsito de personas por el Paso Planchón-Vergara.

“La gente que yo he entrevistado, desde Las Loicas hacia el norte, me manifiesta que si están 20-30 minutos en el exterior, sin tener la precaución de usar pañuelo húmero, anteojos o antiparras, sienten una pequeña molestia. No hay en la zona una acumulación de 5-10 centímetros de ceniza. Irrigación confirmó que no hay contaminación de agua, tanto en el río Grande como en sus afluentes” agregó el funcionario.

Respecto del manejo de la información para él “ha existido cierto periodismo, tanto local como provincial y nacional, que por tratar de tener una primicia agranda o inventa cosas y eso no sirve para Malargüe porque es contraproducente”.

Antes de terminar la entrevista llevó tranquilidad a la población al decir “no decimos que el fenómeno se haya terminado, está estable con tendencia a disminuir y tenemos la misma alerta de hace tiempo”.

Comentar



Cmte. GABRIEL DA LUZ-GENDARMERÍA NACIONAL
Cmte.  GABRIEL DA LUZ-GENDARMERÍA NACIONAL

El titular del Escuadrón 29 de Gendarmería Nacional, Cmte. Gabriel Da Luz, le dijo a Ser y Hacer de Malargüe que si bien la fuerza “no es una autoridad especializada en volcanes, si en la seguridad de frontera y, casualmente, tenemos un Grupo, que se llama El Azufre, instalado al pie del volcán Peteroa y mientras tenemos personal apostado allí prestamos colaboración a los organismos pertinentes. En este momento la Gendarmería se inserta dentro del plan de contingencia que tiene la Dirección de Defensa Civil”.


Al ser consultado respecto del por qué se autoevacuaron los gendarmes apostados en El Azufre el 14 de diciembre dijo “hay que considerar el factor de proximidad de nuestras instalaciones y en base a eso, conforme a lo que nos dice la racionalidad, no era conveniente seguir manteniendo la gente en el lugar basadas en razones de seguridad y salubridad”.

Aclaró que el Paso Planchón-Vergara, donde la gendarmería realiza tareas delegadas de control fronterizo, no está cerrado sino que actualmente no está operable por lo que una vez que disminuya el fenómeno volcánico regresará el personal a su cargo al Grupo antes mencionado.

Respecto de los productores que han decidido permanecer en la zona con animales destacó “siguen expuestos a las consecuencias o impactos que la erupción pueda tener sobre la salud y sus bienes, pero es una cuestión personal de ellos donde aún, por el alerta vigente, no podemos obligar a nadie. Creemos que no es recomendable que estén allí”.

Más allá de los reportes diarios que el escuadrón 29 recibe de los organismos pertinentes, personal de gendarmería periódicamente recorre la zona, munido de los elementos de seguridad que corresponden, para garantizar la seguridad confiada a la fuerza.

Comentar



MAURICIO IRIARTE-BRIGADA USAR
MAURICIO IRIARTE-BRIGADA USAR

Consultamos a Mauricio Iriarte, instructor de la Brigada USAR (UrbanSearch and Rescue-Grupo de operaciones de búsqueda y rescate), respecto de la necesidad de realizar tareas de prevención para la toma de conciencia del tema vulcanológico por parte de la población y dijo “todos tenemos la obligación, no sólo por el tema vulcanológico, de tomar medidas de autoprotección para mitigar los efectos de algún fenómeno que nos pueda afectar”.


Al preguntársele por las principales recomendaciones para la población puntualizó “tenemos que acostumbrarnos a manejar este tipo de temas y a no tener miedo que se instalen en la sociedad para empezar a convivir con los volcanes, tal como lo hacemos con el viento zonda, la nieve. Lo primero que la gente tiene que hacer es escuchar a las voces oficiales, en este caso Defensa Civil o Gendarmería que está teniendo una activa participación”.

En cuanto a medidas puntuales señaló “todas las familias tendrían que hablar sobre estos temas y tener un kit de emergencia que incluya barbijos, pañuelos, agua, linternas, velas, radio a pilas, agua oxigenada, curitas, vendas, la documentación de vehículos y de cada miembros del grupo familiar. Son cosas que solemos tener en nuestras casas pero dispersadas, lo importante es tener todo a mano y que todos sepan dónde están para que en caso que se requiera su utilización rápidamente se acceda a esos elementos”.

Remarcó la necesidad de mantener la calma siempre, informarse en base a las consignas oficiales y evitar la aproximación a los focos de donde provienen, en este caso, las emanaciones del volcán.

Comentar



JUAN MANUEL OJEDA-PROTOCOLO DE EMERGENCIAS
JUAN MANUEL OJEDA-PROTOCOLO DE EMERGENCIAS

El concejal Juan Manuel Ojeda durante el mes pasado convocó a una reunión multisectorial para analizar el fenómeno volcánico que nos afecta, que tendrá continuidad este jueves 03 de enero, a las 19:00, en la Cámara de Comercio. El objetivo de esos encuentros es definir un protocolo de emergencias con el aval del Concejo Deliberante.


“Esta erupción generó el puntapié inicial para generar un proceso de búsqueda de información y sentar en una misma mesa a los distintos profesionales y a las fuerzas vivas que quieran participar para tener un protocolo de emergencias, prevención y actuación. Nadie puede sentirse excluido de esta convocatoria, haya o no recibido una invitación formal, por eso el jueves 03 todos están convocados. Nuestra idea es que cuando en marzo se retomen las sesiones ordinarias presentemos un proyector de ordenanza que contemple estos protocolos de emergencia, incluso la comunicación y que no sea una cuestión del Ejecutivo sino también del Concejo para que exista la posibilidad de controlar” señaló el edil.

Para él los protocolos no sólo deben tratar el tema vulcanológico sino el de otros fenómenos como los que se generan con los vientos, la nieve, el frío, accidentes aéreos, logísticos, entre otros.

“Dentro del sistema educativo no existe simulacros respecto de una cuestión vulcanológica o de vientos, si lo tenemos para los sismos, que sabemos son menos probables que los anteriores. También necesitamos generar una base de comunicación seria porque vivimos del turismo y necesitamos comunicar con la verdad, no como pasó ahora que leyendo a algunos medios de comunicación parecía la lava corría por nuestra avenida San Martín. Con estos protocolos y un correcto manejo de la información hasta, incluso en el caso de los volcanes, hasta podemos pensar un turismo vulcanológico, como ocurre en otras partes del mundo”, expresó Ojeda.

Comentar



RECOMENDACIONES (SEGEMAR)

A partir de la historia eruptiva, y de los datos de monitoreo, puede establecerse como escenario eruptivo más probable la emisión de material particulado a partir de columnas débiles. En este escenario se recomienda a las autoridades correspondientes:


Realizar análisis granulométricos (tamaño de las partículas) y mineralógicos para determinar si podrían afectar la salud

Realizar análisis de aguas superficiales

Difundir medidas de prevención entre los pobladores de las localidades y áreas rurales.

Dada la inminencia del arreo de hacienda hacia las veranadas, es importante informar a los crianceros transhumantes acerca de los daños que la lluvia de cenizas podría causar tanto a ellos como al ganado. Las medidas recomendables para disminuir el daño a los animales de cría son:

1) Alimentación con forraje para evitar la ingesta de la ceniza;

2) Evitar exponer al animal los días donde hay mucha ceniza en suspensión en la atmósfera;

3) Evitar las fuentes de agua naturales (mallines, arroyos) ya que pueden contaminarse con ceniza. Para el caso de los puesteros se recomienda que protejan su sistema respiratorio (tapando nariz y boca con un pañuelo húmedo, lo ideal es un barbijo para material particulado), sus ojos (uso de anteojos o antiparras). Durante los días con mayor cantidad de material en suspensión, se recomienda buscar refugio y no exponerse innecesariamente.

6- Elaboración de un plan de contingencia que contemple la situación de vulnerabilidad de la población rural transhumante y sus rebaños de ganado (chivos, ovejas, vacas y caballos). Como medida preventiva se recomienda el acopio de forraje para los animales y la distribución de barbijos y agua potable para la población. Además, en la medida de lo posible se recomienda indicar rutas alternativas de transhumancia para evitar pérdida de visibilidad por caída o resuspensión de la ceniza. En caso de continuar la erupción o de un incremento en su intensidad, debería considerarse la rápida evacuación de pobladores, perros y ganado hacia zonas libres de ceniza para procurar pastoreo de buena calidad. Dado el carácter disperso de la población rural, se destaca la importancia de establecer y mantener un canal de comunicación rápido y confiable entre autoridades responsables del manejo de la crisis y la población.

Comentar