EDITORIAL


Edición Número 254 del 1º de Junio de 2019

GARANTIZAMOS LA PLURALIDAD

Vivimos en la Argentina de la grieta. Es esta, como se ha escrito, “una sociedad radicalizada en exceso, en la que los extremos y la intolerancia destacan sobre la racionalidad, la libertad y el respeto”. Nadie acepta a quien opina diferente y estamos siempre prestos a pedir las cabezas de quien no piensa como yo. Sólo aceptamos una opinión, la cada uno de nosotros. Hay un desprecio por el contrario.

Libertad y pluralismo debieran ser los pilares de la democracia, sin embargo, no son pocos quienes los desprecian y buscan socavar a cualquier precio.

Nosotros creemos en la utilidad social del periodismo y en la pluralidad de opiniones.Desde el nacimiento de Ser y Hacer de Malargüe hemos levantado las banderas de los valores de la veracidad, el pluralismo, la ética periodística y el compromiso social.

En el proceso electoral que estamos inmersos los mendocinos la editora de Ser y Hacer de Malargüe, Verónica Bunsters, se presenta como precandidata a intendente y ello constituye un gran desafío para todo el equipo de nuestro medio pues siendo fieles a nuestros principios del compromiso social nos llena de orgullo que alguien de los nuestros con vocación política haya asumido tal responsabilidad, a la vez que nos hace estar atentos a no perder de vista la veracidad, el pluralismo y la ética.

En honor a la verdad y la ética nos centramos en la pluralidad. Como alguien dijo “entendemos el compromiso de los periodistas con nuestra profesión trabajando de manera rigurosa y constante por fortalecer las condiciones que permiten ejercerla en una democracia. Y esto solo se obtiene con el respeto escrupuloso a la pluralidad y sus circunstancias. Lo contrario atenta directamente contra el núcleo de nuestro delicado oficio: la libertad de expresión”.

Como la libertad de expresión es un bien que debemos tutelar, tanto en nuestro número anterior como en este le hemos cedido, sin cargo, un espacio para que den a conocer sus propuestas a todos los sectores políticos que se presentan a los comicios del 9 de junio. Cada uno de ellos ha tenido la posibilidad de redactar esas notas e incluso de mandar su material gráfico para ilustrarla. Nuestro compromiso con la pluralidad sigue intacto, es que como el reconocido periodista Nelson Castro afirmó, hace más de 10 años, “el periodismo es pluralidad”.



OTRAS DE LA SECCIÓN EDITORIAL
“EL JOSÉ” O “EL JUAN MANUEL”
Estamos a sólo días de definir mediante nuestro voto quién será el hombre que dirija los destinos de Malargüe por los próximos cuatro años. Solo dos son los candidatos, los actuales concejales Juan Manuel Ojeda, por Cambia Mendoza, y José Barro, de Elegí Mendoza, “El Juan Manuel” y “El José”, como les dicen sus allegados.
TODO VOTO ES UN MENSAJE
“Las PASO sin sentido que cobran sentido” titulamos la Editorial del número pasado de periódico Ser y Hacer de Malargüe, la que concluimos diciendo “las PASO son una obligación, un derecho y una oportunidad de expresarse”.
LAS PASO SIN SENTIDO QUE COBRAN SENTIDO
Los argentinos nos encontramos en las vísperas de una nueva elección, en este caso Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para dirimir los cargos de presidente, vicepresidente y legisladores nacionales en el caso de Mendoza solo diputados. En nuestro Tema Central damos información sobre este tema y las propuestas que llevan las distintas agrupaciones que se presentan.
HAY QUE PONERLE RACIONALIDAD A LAS FIESTAS DE MALARGÜE
En 2020 la fiesta de provincial de la nieve y el estival nacional del chivo tienen que tener racionalidad y participación del sector privado, de lo contrario Malargüe pierde, como lamentablemente nos ha pasado en este año.
LOS QUE SE VIENE, COMERCIOS A CIELO ABIERTO
La flamante conducción de la Cámara de Comercio y actividades a fines de Malargüe se ha planteado trabajar para que Malargüe sea una ciudad de “comercios a cielo abierto”, programa que desde hace casi 20 años viene implementando la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
LOS DESAFÍOS DE BARRO Y OJEDA
Cuando el eco de las elecciones PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) del pasado domingo comienza a acallarse es bueno reflexionar sobre los desafíos que tienenJosé Barro y Juan Manuel Ojeda, ahora ya candidatos que siguen en carrera para llegar a la intendencia.
LO INSTITUCIONAL Y LO ELECTORAL
La sabia Constitución que tiene la provincia de Mendoza, que impide la reelección del gobernador y del vicegobernador, les ha dado a esas figuras un grado de reconocimiento y de rol institucional muy marcados, que por ello ha llevado a que aquí exista un clima político de respeto y madurez cívica muy distinto al del resto de las provincias argentinas, que nos debe enorgullecer a todos los mendocinos. Por eso debemos cada vez más pedir a nuestros representantes ese compromiso con el respeto a la institucionalidad.
MALARGÜE DEBE SER UNA REGIÓN
En esta misma sección hemos expresado más de una vez que Malargüe es un departamento totalmente distinto al resto de la provincia y, por ende, merece un tratamiento especial a la hora de fijar políticas por parte del Estado.
UNA ZONA NO DEFINIDA EN LA ZONA
La recategorización del ítem zona dispuesta por la Dirección General de Escuelas ha generado molestias en el sector docente de toda la provincia, particularmente en Malargüe la medida, que sorprendió a los trabajadores de la educación, marca un total desconocimiento respecto de las características geográficas, climáticas, sociales y económicas, entre otras de nuestro extenso departamento.
REGAR LAS CALLES PARA QUE PASE EL GOBERNADOR
Quien vivió en la zona de barrios, especialmente en los de la zona sur, de la entonces Villa de Malargüe en las décadas de 1970 y 1980, como seguramente sucedió en las anteriores, recordará que las calles se regaban por parte del municipio “de vez en cuando”. Eso sí, el día anterior y la misma jornada de la visita de un Ministro o del mismo Gobernador de la provincia se “enlagunaban” las arterias por donde iba a pasar en su recorrida hacia la inauguración de alguna obra, entrega de algún terreno o cuando se visitaba una escuela. La limpieza de las calles y hasta las veredas se hacía con esmero en el circuito que recorrería la caravana de funcionarios visitantes y locales. Era común en la época escuchar de boca de los vecinos “pueda ser que venga pronto el gobernador y pase por nuestra calle para que la arreglen y la rieguen”.