EDITORIAL


Edición Número 254 del 1º de Junio de 2019

GARANTIZAMOS LA PLURALIDAD

Vivimos en la Argentina de la grieta. Es esta, como se ha escrito, “una sociedad radicalizada en exceso, en la que los extremos y la intolerancia destacan sobre la racionalidad, la libertad y el respeto”. Nadie acepta a quien opina diferente y estamos siempre prestos a pedir las cabezas de quien no piensa como yo. Sólo aceptamos una opinión, la cada uno de nosotros. Hay un desprecio por el contrario.

Libertad y pluralismo debieran ser los pilares de la democracia, sin embargo, no son pocos quienes los desprecian y buscan socavar a cualquier precio.

Nosotros creemos en la utilidad social del periodismo y en la pluralidad de opiniones.Desde el nacimiento de Ser y Hacer de Malargüe hemos levantado las banderas de los valores de la veracidad, el pluralismo, la ética periodística y el compromiso social.

En el proceso electoral que estamos inmersos los mendocinos la editora de Ser y Hacer de Malargüe, Verónica Bunsters, se presenta como precandidata a intendente y ello constituye un gran desafío para todo el equipo de nuestro medio pues siendo fieles a nuestros principios del compromiso social nos llena de orgullo que alguien de los nuestros con vocación política haya asumido tal responsabilidad, a la vez que nos hace estar atentos a no perder de vista la veracidad, el pluralismo y la ética.

En honor a la verdad y la ética nos centramos en la pluralidad. Como alguien dijo “entendemos el compromiso de los periodistas con nuestra profesión trabajando de manera rigurosa y constante por fortalecer las condiciones que permiten ejercerla en una democracia. Y esto solo se obtiene con el respeto escrupuloso a la pluralidad y sus circunstancias. Lo contrario atenta directamente contra el núcleo de nuestro delicado oficio: la libertad de expresión”.

Como la libertad de expresión es un bien que debemos tutelar, tanto en nuestro número anterior como en este le hemos cedido, sin cargo, un espacio para que den a conocer sus propuestas a todos los sectores políticos que se presentan a los comicios del 9 de junio. Cada uno de ellos ha tenido la posibilidad de redactar esas notas e incluso de mandar su material gráfico para ilustrarla. Nuestro compromiso con la pluralidad sigue intacto, es que como el reconocido periodista Nelson Castro afirmó, hace más de 10 años, “el periodismo es pluralidad”.



OTRAS DE LA SECCIÓN EDITORIAL
EL VOTO MALARGÜINO
El largo proceso electoral que terminó el domingo pasado dejó varias notas en Malargüe que deben ser estudiadas por especialistas del ámbito de la ciencia política y de la sociología, pero que a nivel periodístico también merecen un análisis.
ELECCIONES DECISIVAS PARA NO TOMAR EL CAMINO VENEZOLANO
En nuestro Tema Central presentamos el testimonio de seis de los 24 venezolanos que han elegido en los últimos años a Malargüe como su lugar de residencia, escapando de la crisis política, social, moral y económica que se vive en el país caribeño. Los testimonios de lo que está pasando en su tierra son duros. El padre de Carolyne murió por no tener acceso a un medicamento simple y de bajo costo, en la Argentina de Macri, pero imposible de conseguir y mucho menos pagar en la Venezuela del dictador Nicolás Maduro. Otra mujer decidió salir cuando pasó dos días sin tener qué darle de comer a su hijita de cuatro años.
EL RESPETO DEL VOTO DE LA GENTE
“Yo soy democrático y espero lo que decida el pueblo” le dijo al periodismo el abanderado del justicialismo a la intendencia de Malargüe, José Barro, el pasado domingo al momento de presentarse a votar. Horas después, con verdadera hombría de bien, reconocía el resultado adverso, reiteraba sus palabras, felicitaba a su ocasional adversario y le deseaba lo mejor para que también al pueblo de Malargüe le vaya bien. En definitiva, respetó con altura la voluntad popular.
“EL JOSÉ” O “EL JUAN MANUEL”
Estamos a sólo días de definir mediante nuestro voto quién será el hombre que dirija los destinos de Malargüe por los próximos cuatro años. Solo dos son los candidatos, los actuales concejales Juan Manuel Ojeda, por Cambia Mendoza, y José Barro, de Elegí Mendoza, “El Juan Manuel” y “El José”, como les dicen sus allegados.
TODO VOTO ES UN MENSAJE
“Las PASO sin sentido que cobran sentido” titulamos la Editorial del número pasado de periódico Ser y Hacer de Malargüe, la que concluimos diciendo “las PASO son una obligación, un derecho y una oportunidad de expresarse”.
LAS PASO SIN SENTIDO QUE COBRAN SENTIDO
Los argentinos nos encontramos en las vísperas de una nueva elección, en este caso Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para dirimir los cargos de presidente, vicepresidente y legisladores nacionales en el caso de Mendoza solo diputados. En nuestro Tema Central damos información sobre este tema y las propuestas que llevan las distintas agrupaciones que se presentan.
HAY QUE PONERLE RACIONALIDAD A LAS FIESTAS DE MALARGÜE
En 2020 la fiesta de provincial de la nieve y el estival nacional del chivo tienen que tener racionalidad y participación del sector privado, de lo contrario Malargüe pierde, como lamentablemente nos ha pasado en este año.
LOS QUE SE VIENE, COMERCIOS A CIELO ABIERTO
La flamante conducción de la Cámara de Comercio y actividades a fines de Malargüe se ha planteado trabajar para que Malargüe sea una ciudad de “comercios a cielo abierto”, programa que desde hace casi 20 años viene implementando la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
LOS DESAFÍOS DE BARRO Y OJEDA
Cuando el eco de las elecciones PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) del pasado domingo comienza a acallarse es bueno reflexionar sobre los desafíos que tienenJosé Barro y Juan Manuel Ojeda, ahora ya candidatos que siguen en carrera para llegar a la intendencia.
LO INSTITUCIONAL Y LO ELECTORAL
La sabia Constitución que tiene la provincia de Mendoza, que impide la reelección del gobernador y del vicegobernador, les ha dado a esas figuras un grado de reconocimiento y de rol institucional muy marcados, que por ello ha llevado a que aquí exista un clima político de respeto y madurez cívica muy distinto al del resto de las provincias argentinas, que nos debe enorgullecer a todos los mendocinos. Por eso debemos cada vez más pedir a nuestros representantes ese compromiso con el respeto a la institucionalidad.