POLICIALES

POLICIALES
GIAROLI ESTÁ A CARGO DE LA LUCHA CONTRA LA PORNOGRAFÍA INFANTIL
GIAROLI ESTÁ A CARGO DE LA LUCHA CONTRA LA PORNOGRAFÍA INFANTIL

Desde hoy, 1 de agosto, el Fiscal Javier Giaroliforma parte del enlace de la Red de Fiscales de Investigación de Pornografía Infantil para la segunda y cuarta Circunscripción Judicial de Mendoza.

Decile en papel

Su tarea es intervenir en las investigaciones relacionadas con estos delitos que hayan ocurrido en Tunuyán, San Carlos, Santa Rosa, San Rafael, General Alvear y Malargüe. Paralelamente, también se ha creado una Secretaria de Delitos Informáticos.

Si bien estadísticamente no son muchos los casos de pornografía infantil, aunque desde la justicia se cree que pueden ir en aumento debido al uso de la tecnología en la sociedad.

Este apartado de la justicia comenzó trabajando en la investigación de un caso sumamente polémico en Malargüe. Se trata de ampliar la investigación sobre el caso de Daniel Ramón Farías, de 57 años, ex empleado municipal, quien trabajaba en el área de prensa y resultó condenado a cuatro años de prisión efectiva por los delitos de tenencia y distribución de pornografía infantil.

Respecto a esto, el Dr. Giaroli expresó “se procederá con la recepción de una compulsa con el secuestro informático recopilado en los allanamientos de este caso, para continuar y dar con distribuidores y productores e identificar a los niños para retirarlos inmediatamente de allí”.



OTRAS DE LA SECCIÓN POLICIALES
POLICIALES
PRISIÓN PREVENTIVA PARA EL DELINCUENTE QUE DISPARÓ EN UN ASALTO
Hace un mes, precisamente el 30 de abril, alrededor de las 00:15, un joven de 21 años ingresó a la guardia del hospital Malargüe con una herida de arma de fuego. Fue derivado a la unidad de cuidados intensivos y cuando se pudo recuperar declaró que mientras circulaba por plaza Manuel Belgrano fue abordado por un joven delincuente que para robarle sus pertenencias le disparó en el abdomen.
POLICIALES
PRISIÓN PARA EL HOMBRE QUE SE COMIÓ SU PROPIO EXCREMENTO
Antonio Arenas Rivas se hizo conocido hace un año cuando fue detenido por personal de la Comisaria 24 de nuestra ciudad por un caso de violencia de género. En ese momento, en un acto de totalmente incomprensible, el hombre decidió defecar en el calabozo y sin pudor ingirió sus propias heces. Ante esto, inmediatamente se le ordenó el traslado a la penitenciara de San Rafael, mientras se le realizaban exámenes psicológicos.