EDITORIAL


Edición Número 259 del 15 de Agosto de 2019

TODO VOTO ES UN MENSAJE

“Las PASO sin sentido que cobran sentido” titulamos la Editorial del número pasado de periódico Ser y Hacer de Malargüe, la que concluimos diciendo “las PASO son una obligación, un derecho y una oportunidad de expresarse”.

Como en nuestro sistema de gobierno, tal lo expresa el Artículo 22 de la Constitución Nacional, “el pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representes y autoridades creadas por la Constitución”, cada dos años tiene la oportunidad de expresarse y enviarle un mensaje a esos representantes y autoridades. El domingo pasado ese pueblo no eligió a nadie por lo que aprovechó las PASO para enviarle un duro mensaje al gobierno nacional y al resto de la clase política.

Especialmente la clase media, base de sustento del macrismo, le dijo que entiende el carácter profundo de las reformas estructurales de eliminar la corrupción, el narcotráfico, las innumerables obras públicas desplegadas por el todo el país pero que el costo que está pagando en sus bolsillos y en su cotidianeidad es demasiado alto. Que no hubo un equilibrio entre una cosa tan valiosa y la otra, la del diario vivir.

Como todo voto es un mensaje, la gente “le tiró las orejas al gobierno” pero no tuvo en cuenta que en un mundo globalizado las economías de los países van atadas a las decisiones políticas que se toman, máxime cuando lo hace la gente mediante la expresión de su voluntad electoral. El lunes ese mundo globalizado, que no actúa de forma alocada cuando se estima que cambiarán de signo político los países ordenados como Chile o Uruguay, nos dijo a los argentinos que no le tiene confianza a lo que puede venir, por eso el riesgo país y el dólar se volvieron a disparar.

El gobierno debería en estos días bajarse del caballo de la soberbiay realizar una profunda autocrítica, aplicando medidas para que el impacto de la noticia del amplio triunfo de la fórmula Fernández-Fernández, que sorprendió a propios y extraños, no siga teniendo consecuencias negativas para los argentinos, para ello es necesario humildad, responsabilidad y diálogo.

Al cierre de esta edición, no habían aún signos que el mensaje de las urnas le hubiera llegado al gobierno y a los ganadores de las PASO porque ninguno había dado lo que creemos el país necesita, gestos que permitan la recuperación de la confianza interna y externa para contribuir a la recuperación de la estabilidad económica.



OTRAS DE LA SECCIÓN EDITORIAL
EL RESPETO DEL VOTO DE LA GENTE
“Yo soy democrático y espero lo que decida el pueblo” le dijo al periodismo el abanderado del justicialismo a la intendencia de Malargüe, José Barro, el pasado domingo al momento de presentarse a votar. Horas después, con verdadera hombría de bien, reconocía el resultado adverso, reiteraba sus palabras, felicitaba a su ocasional adversario y le deseaba lo mejor para que también al pueblo de Malargüe le vaya bien. En definitiva, respetó con altura la voluntad popular.
“EL JOSÉ” O “EL JUAN MANUEL”
Estamos a sólo días de definir mediante nuestro voto quién será el hombre que dirija los destinos de Malargüe por los próximos cuatro años. Solo dos son los candidatos, los actuales concejales Juan Manuel Ojeda, por Cambia Mendoza, y José Barro, de Elegí Mendoza, “El Juan Manuel” y “El José”, como les dicen sus allegados.
LAS PASO SIN SENTIDO QUE COBRAN SENTIDO
Los argentinos nos encontramos en las vísperas de una nueva elección, en este caso Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para dirimir los cargos de presidente, vicepresidente y legisladores nacionales en el caso de Mendoza solo diputados. En nuestro Tema Central damos información sobre este tema y las propuestas que llevan las distintas agrupaciones que se presentan.
HAY QUE PONERLE RACIONALIDAD A LAS FIESTAS DE MALARGÜE
En 2020 la fiesta de provincial de la nieve y el estival nacional del chivo tienen que tener racionalidad y participación del sector privado, de lo contrario Malargüe pierde, como lamentablemente nos ha pasado en este año.
LOS QUE SE VIENE, COMERCIOS A CIELO ABIERTO
La flamante conducción de la Cámara de Comercio y actividades a fines de Malargüe se ha planteado trabajar para que Malargüe sea una ciudad de “comercios a cielo abierto”, programa que desde hace casi 20 años viene implementando la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
LOS DESAFÍOS DE BARRO Y OJEDA
Cuando el eco de las elecciones PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) del pasado domingo comienza a acallarse es bueno reflexionar sobre los desafíos que tienenJosé Barro y Juan Manuel Ojeda, ahora ya candidatos que siguen en carrera para llegar a la intendencia.
GARANTIZAMOS LA PLURALIDAD
Vivimos en la Argentina de la grieta. Es esta, como se ha escrito, “una sociedad radicalizada en exceso, en la que los extremos y la intolerancia destacan sobre la racionalidad, la libertad y el respeto”. Nadie acepta a quien opina diferente y estamos siempre prestos a pedir las cabezas de quien no piensa como yo. Sólo aceptamos una opinión, la cada uno de nosotros. Hay un desprecio por el contrario.
LO INSTITUCIONAL Y LO ELECTORAL
La sabia Constitución que tiene la provincia de Mendoza, que impide la reelección del gobernador y del vicegobernador, les ha dado a esas figuras un grado de reconocimiento y de rol institucional muy marcados, que por ello ha llevado a que aquí exista un clima político de respeto y madurez cívica muy distinto al del resto de las provincias argentinas, que nos debe enorgullecer a todos los mendocinos. Por eso debemos cada vez más pedir a nuestros representantes ese compromiso con el respeto a la institucionalidad.
MALARGÜE DEBE SER UNA REGIÓN
En esta misma sección hemos expresado más de una vez que Malargüe es un departamento totalmente distinto al resto de la provincia y, por ende, merece un tratamiento especial a la hora de fijar políticas por parte del Estado.
UNA ZONA NO DEFINIDA EN LA ZONA
La recategorización del ítem zona dispuesta por la Dirección General de Escuelas ha generado molestias en el sector docente de toda la provincia, particularmente en Malargüe la medida, que sorprendió a los trabajadores de la educación, marca un total desconocimiento respecto de las características geográficas, climáticas, sociales y económicas, entre otras de nuestro extenso departamento.