EDITORIAL


Edición Número 268 del 1º de Enero de 2020

CUANDO LA POLÍTICA SE EQUIVOCA

Cuando la dirigencia política se equivoca pierden las instituciones. A los largo de la historia mundial y de nuestro país hay claros ejemplos de lo que acabamos de afirmar. En tiempo de Cristo el pueblo solicitó a gritos que dejaran en libertad al delincuente Barrabás, más cerca en el tiempo, las dos guerras mundiales, el holocausto. En nuestro país los golpes de Estado que se dieron en el siglo pasado y la crisis del 2001, son más que ilustrativo de lo que afirmamos.

En Mendoza estuvimos a punto de sufrir un golpe institucional por parte de sectores totalitarios de la sociedad que se mezclaron con el fundamentalismo antiminero que desde algunos sectores de la política se viene fogueando hace tiempo.

El gobernador Suárez cumplió con su promesa de campaña de posibilitar el desarrollo de la minería metalífera en la provincia, como una manera de ampliar la matriz productiva y mitigar el 40 % de pobreza que hoy tenemos. Paralelamente, estableció estrictos controles para la actividad, que hoy no tienen otros sectores productivos que también usan sustancias tóxicas como la vitivinicultura o la fruticultura. Su propuesta buscaba mejorar el uso del agua mediante obras en el sistema de riego e incluso la implementación de tecnologíaen los cultivos agrícolas.

El mandatario consensuó la iniciativa con el justicialismo, que también había prometido la reactivación minera, y que había presentado proyectos de leyes años anteriores en ese sentido. Las Cámaras legislativas, por amplio margen, aprobaron el desarrollo de una actividad lícita y fundamental para el mundo de hoy.

Pero la política falló. El presidente del Partido Justicialista de Mendoza, Guillermo Carmona, ante los primeros cortes de ruta salió a pedir la derogación de la Ley. Los irresponsables intendentes oficialistas de San Carlos y General Alvear, Rolando Scanio y Walter Marcolini, respectivamente, también le jugaron en contra al gobernador. El Frente de Izquierda y el Partido del Trabajo y del Pueblojugaron a la desestabilización. Numerosos católicos le hicieron “el caldo gordo” a los que piden la separación de la Iglesia del Estado y se sumaron al partido de debilitar las instituciones haciendo caer una ley que sumaba al desarrollo que tanto necesitamos los mendocinos. La campaña de la desinformación y el miedo dieron sus frutos y el lunes pasado vimos caer las posibilidades de un futuro mejor para todos, gracias a un gobernador que, desde la política, priorizó las instituciones, aunque convencido, como también lo estamos nosotros, que la mala política quiere tener a Mendoza sumida en el hambre y la pobreza para manejarla a su antojo
OTRAS DE LA SECCIÓN EDITORIAL
NO SE TRATA DE ALARMARNOS SINO DE CONCIENTIZARNOS Y OCUPARNOS
El Coronavirus, en menos de tres meses desde que se informó su aparición en China, ha pasado ser una pandemia, es decir, una enfermedad que se ha extendido a muchos países y que se propaga rápidamente afectando a un gran número de personas. En el Tema Central de este número el lector encontrará abundante información al respecto y sobre todo la forma de prevenirla, y es allí donde nos interesa hacer foco en estas líneas.
LA PERSONA INTEGRAL, CENTRO DE LA EDUCACIÓN
Con un cerrado aplauso, especialmente de los docentes presentes, se recibió el anuncio, realizado en la apertura departamental de año escolar, que el municipio implementará un programa de educación emocional desde nivel inicial hasta el último año de la secundaria para completar la formación integral de los alumnos, más allá de los conocimientos que deben adquirir en cada asignatura.
LA FIESTA DE TODOS
La edición número 34 de la Fiesta Nacional del Chivo, sin lugar a dudas, es la que más concurrencia de público ha tenido hasta el momento, sobrepasando las expectativas de los propios organizadores. Nadie discute seriamente que en la sumatoria de todas las actividades más de 100.000 almas se dieron cita.
DESTRUIR AL QUE HACE, UN DEFECTO MALARGÜINO
Los malargüinos tenemos como pueblo muchas virtudes. En general, somos hospitalarios con quien llega, buenos anfitriones, generosos a la hora de colaborar con alguna campaña solidaria, defensores de nuestras tradiciones, respetuosos, amigables, cuidadosos del ambiente, orgullosos del pedazo de suelo que habitamos, entre muchas otras cosas positivas.
LA GENERACIÓN DE EMPLEO PRIVADO
Cuando las cosas en la vida cotidiana de las personas no salen bien o como se han planificado quedan dos caminos a seguir, el primero de ellos es quedarse estático preguntándose por qué, golpearse el pecho para lastimar desde afuera el corazón, llenarse de angustia, deprimirse. Es decir, quedarse solo con lo negativo y eso no es bueno. El otro camino que queda es preguntarse el para qué y esa pregunta abre el camino a ver las cosas de manera positiva y a ponerse a buscar soluciones que ayuden a superar los obstáculos.
PASAR DE LA POTENCIA A LA REALIDAD
El gran desafío al que se enfrenta la flamante gestión municipal que conduce el Lic. Juan Manuel Ojeda es pasar del Malargüe potencia al Malargüe realidad.
UN GOBIERNO QUE “NO SE SUPO VENDER”
El 10 de diciembre Jorge Vergara Martínez deja el timón de la municipalidad de Malargüe en manos de Juan Manuel Ojeda, que llegará a la intendencia también por Cambia Mendoza, aunque perteneciendo a un sector interno distinto.
EL MALARGÜE QUE DEPENDE DE CADA MALARGÜINO
Mañana festejaremos el 69 aniversario de la segunda fundación de nuestro departamento, de este Malargüe que hemos elegido como nuestro lugar en el mundo para vivir y desarrollarnos tanto en el plano del bienestar económico como en humano, familiar.
EL VOTO MALARGÜINO
El largo proceso electoral que terminó el domingo pasado dejó varias notas en Malargüe que deben ser estudiadas por especialistas del ámbito de la ciencia política y de la sociología, pero que a nivel periodístico también merecen un análisis.
ELECCIONES DECISIVAS PARA NO TOMAR EL CAMINO VENEZOLANO
En nuestro Tema Central presentamos el testimonio de seis de los 24 venezolanos que han elegido en los últimos años a Malargüe como su lugar de residencia, escapando de la crisis política, social, moral y económica que se vive en el país caribeño. Los testimonios de lo que está pasando en su tierra son duros. El padre de Carolyne murió por no tener acceso a un medicamento simple y de bajo costo, en la Argentina de Macri, pero imposible de conseguir y mucho menos pagar en la Venezuela del dictador Nicolás Maduro. Otra mujer decidió salir cuando pasó dos días sin tener qué darle de comer a su hijita de cuatro años.
EL RESPETO DEL VOTO DE LA GENTE
“Yo soy democrático y espero lo que decida el pueblo” le dijo al periodismo el abanderado del justicialismo a la intendencia de Malargüe, José Barro, el pasado domingo al momento de presentarse a votar. Horas después, con verdadera hombría de bien, reconocía el resultado adverso, reiteraba sus palabras, felicitaba a su ocasional adversario y le deseaba lo mejor para que también al pueblo de Malargüe le vaya bien. En definitiva, respetó con altura la voluntad popular.