NOTICIAS

CORONAVIRUS, LA OPOSICIÓN LE PIDE A LA MINISTRA DE SALUD INTERVENGA EN MALARGÜE
CORONAVIRUS, LA OPOSICIÓN LE PIDE A LA MINISTRA DE SALUD INTERVENGA EN MALARGÜE
Ministra de Salud, Ana María Nadal

Los concejales del Frente Político y Social Elegí José Barro, Silvia Correa, Daniela Favari, Paola Jofré y Andrés Rissi, junto a las senadoras provinciales Silvina Camiolo y Rosa Quiroga, del Frente de Todos le han hecho llegar a la ministra de salud de la provincia, Ana María Nadal, una nota, donde le solicitan “intervenir enérgicamente sobre las necesidades del recurso humano hospitalario” que tiene Malargüe, entre otras cuestiones.

“La pandemia COVID-19 ha venido a agravar la situación del recurso humano del hospital Malargüe, a saber, las malas relaciones interpersonales, las persecuciones laborales (existen y están en curso las denuncias formales al respecto en la Subsecretaría de Trabajo) especialmente en el ámbito de enfermería, la falta de referencia y entendimiento con las autoridades del Hospital, etcétera. Según nos informan, hay malestar generalizado entre los profesionales de salud del nosocomio y, ante la confirmación COVID-19 positivo, una escasa contención al personal sumado al hermetismo de la información, lo cual lejos de traer calma, generó todo tipo de reacciones negativas (pánico, miedo, angustia). En este punto no podemos dejar de mencionar el estado de precarización laboral en que se encuentran muchos de los trabajadores del Hospital, quienes vienen realizando un reclamo pacífico desde hace varios meses, situación de la que Usted misma es parte desde su asunción. Los haberes están muy por debajo de la canasta básica alimentaria y muchos de ellos destinan hasta el 30% de sus ingresos en concepto de monotributo y gastos contables, ya que están bajo régimen de contrato de locación de servicios”, señala uno de los párrafos del escrito.

Cuando describen la situación de los recursos materiales, puntualizan que “hay sectores que no tendrían asegurada la provisión de elementos de protección personal en bioseguridad para afrontar el trabajo en medio de la pandemia. Los recursos son escasos y aseguran que no son para todos”.

Más adelante denuncian, “la circulación del virus existe hace un par de días y no se habrían tomado las medidas preventivas desde varios sectores, incluido el Hospital, que no contaría con un protocolo interno claro”.

Luego señalan un erróneo manejo de la información cuando le comunican a la ministra “ocurrieron dos casos extremos, en los cuales se observa errores en el manejo de la información: ante la sospecha de COVID 19 de un ciudadano que venía de vacacionar en Brasil, desde el Facebook personal del intendente se dio a conocer su nombre completo y demás datos personales, lo cual motivó toda clase de exabruptos por parte de la población e incluso amenazas de muerte hacia este ciudadano. Dicha situación, culminó con una demanda del ciudadano al intendente. Finalmente, y de manera afortunada, su resultado fue negativo para COVID 19. En el otro extremo, está el completo hermetismo que rodeó la situación del médico de OSEP cuyo padre resultó COVID 19 positivo. Sin embargo, previo a dicho resultado no existía información dentro de los mismos empleados del Hospital, lo cual habría implicado que no se tomaran las medidas de protección oportunas. Por otro lado, tampoco se informaba al personal de OSEP (lugar donde trabaja el médico en cuestión) qué medidas tomar, qué protocolo seguir, ni se brindaba contención al equipo sanitario. Consideramos que se puede transitar en un punto medio que equilibre la desinformación total y la pérdida total del criterio en su manejo. En este punto, no podemos dejar de mencionar que el director del Hospital reconoció en conferencia de prensa que el médico pariente del paciente identificado COVID 19 positivo, habría incumplido los protocolos al ingresar a la terapia intensiva y que esos eran los privilegios por ser personal de salud. Comentario desafortunado, pero más grave aún es reconocer públicamente que desde el Hospital no se cumplieron con los protocolos sanitarios mínimos para COVID 19”

Los opositores consideran que “la información intrahospitalaria sería escasa, confundiendo los alcances del secreto profesional con la necesidad de manejar datos reales de interés a la salud pública en medio de una situación de pandemia”.

Ante el panorama descripto le solicitaron a Nadal unificar criterio protocolar al sector de la salud, atento a los DNU en vigencia; Intervenir enérgicamente sobre las necesidades del recurso humano hospitalario, especialmente las relaciones interpersonales deterioradas; Seleccionar un miembro informante y un medio de comunicación fidedigno de las novedades locales del COVID 19, para que luego se pueda replicar dicha información y sugieren que sea Radio Nacional Malargüe; Convocar a una reunión virtual de manera urgente con los principales actores del servicio de salud local (Hospital, OSEP y Área Departamental de Salud), en la que se determinen los lineamientos oportunos para afrontar la pandemia; Participar de una reunión virtual informativa con la intendencia, funcionarios de primera línea y legisladores (concejales y senadores provinciales), a fin de poner en conocimiento a los referentes políticos locales sobre los protocolos, provisión de insumos y demás temas que estime corresponder.

Los concejales y las legisladoras bregaron por la convocatoria a una reunión “representativa de todos los bloques, ya que el departamento no ha establecido un comité de crisis representativo y no ha admitido la colaboración de la oposición, a diferencia de lo que sí ha realizado la provincia y la nación”

Por último, le solicitaron a la funcionaria provincial “se prevea el envío de fondos económicos para el departamento en materia sanitaria, a fin de hacer frente a lo antes detallado, priorizando y optimizando los recursos existentes”.
OTRAS DE LA SECCIÓN NOTICIAS
PIDEN ESFUERZOS A SINDICATOS POR EL CORONAVIRUS
Los diputados nacionales Alfredo Cornejo, Jimena Latorre y Federico Zamarbide (UCR-Mendoza) presentaron un proyecto de ley para eximir a los trabajadores del aporte solidario sindical por un período de 180 días, y la colocación de un tope a dichos aportes.