TEMA CENTRAL


Edición Número 103 del 15 de enero de 2013

VERÓNICA ROMERO: “AÑO A AÑO NOTO COMO LA RESERVA SE VA DETERIORANDO DESDE LO PAISAJÍSTICO"
Verónica Romero

Verónica Romero es Técnica Superior en Turismo y Guía Nacional. Cursó sus estudios en el IES 9 018 y se define como una apasionada de Payunia, lugar que conoció hace ya trece años. “Fue tanta la emoción personal y el impacto que me produjo que decidí que sería la reserva que quería guiar de ahí en más”, comenta a nuestro periódico.

Las mismas vivencias de sus inicios, nos cuenta, las reviven cada uno de los visitantes que guía: “Ningún turista se fue decepcionado de Payunia, sienten la misma sorpresa y emoción que yo sentí al conocerla. Manifiestan su asombro ante un paisaje semejante y no pueden creer que en Argentina tengamos un lugar tan increíble”, relata.

Más allá de su visión optimista sobre el lugar que ama, Verónica ve encendida una “luz amarilla” que pone en riesgo el desarrollo sustentable de este recurso turístico, afectando la conservación. “Los cambios en Payunia desde que guío, debo decir con tristeza, que no han sido positivos. Año a año noto como la reserva se va deteriorando desde lo paisajístico debido a la falta de controles eficientes”, señala, al tiempo que se explaya en la argumentación: “Cada vez más ingresan turistas solos (sin guía), transitan por zonas no autorizadas y deterioraran (quizás sin intención) el recurso que sustenta a la reserva.”

A esta altura del diálogo, el valor excepcional de esta región para ser reconocida a nivel mundial no puede discutirse. Verónica Romero no lo hace, aunque agrega un punto que toca nuestras responsabilidades. “Estoy absolutamente convencida de que Payunia cumple con los requisitos de la UNESCO para ser declarada patrimonio de la humanidad, pero no creo que estemos preparados todavía para esta designación. Deberíamos replantearnos antes algunos puntos que tienen que ver con el control, con los servicios y con la planificación”.
OTRAS DE LA SECCIÓN TEMA CENTRAL
OPINION
PARTICIPAR A TODOS PARA ESCUCHAR Y HACER
No hay comentario de quien recorre y disfruta de territorio tan extenso que no le falten palabras, calificativos o valoraciones altamente favorables para describir el área protegida de la que hoy nos ocupamos ante este potencial reposicionamiento a nivel mundial, con el agregado de no solo tener que mirar Payunia sino abrir el foco hacia otra reserva como es Llancanelo y el último eslabón incorporado a la cadena científica como es la observación del espacio profundo.