Edición Número 16 del 1º de mayo de 2009

BRUCELOSIS Parte III
<b>Por Dr. Fernando Cantero</b>
Por Dr. Fernando Cantero
706

imagenes/FOTOS/Cantero100.jpgLa brucelosis en los animales raramente causa la muerte. Y cuando se produce es por una complicación secundaria a raíz del aborto, como retención de placenta (no tira la pares) lo que produce una infección en el útero y al no tratar la infección puede sobrevenir la muerte.
Es importante saber que los animales abortan solamente una vez en la vida por causa de brucelosis, luego parirán normalmente y éste es seguramente un punto muy importante a tener en cuenta ya que en cada parto eliminará junto con la placenta y sus secreciones millones de bacterias, que nos podrán contagiar la enfermedad o contaminar el pasto o el lugar donde ha parido, como los chiqueros, y enfermar a otros animales.
¿Qué otros síntomas o señales nos muestra la brucelosis en los animales? Ya vimos que en hembras, es el aborto.
¿Y en machos? En ellos las lesiones se ubican en articulaciones, generalmente en la del garrón, en los órganos genitales como en los testículos produciendo una importante hinchazón, que se denomina orquitis. Llama la atención que uno o los dos testículos del macho enfermo, se han agrandado hasta tres veces de su tamaño normal y lógicamente el dolor es muy manifiesto. Al cabo de unos quince días el dolor desaparece y el testículo disminuye su tamaño, pero sin llegar al de un animal sano, y al tacto al apretarlo, nos damos cuenta que está duro. Este animal debe ser castrado, con precaución de no salpicarse con sangre y posteriormente venderlo.
Diagnóstico
¿Cómo puedo saber si mis animales tienen brucelosis?
El aborto puede darnos la primera pista, y luego el sangrado de los animales y su posterior análisis, cuyo costo, en una laboratorio habilitado por el SENASA oscila entre los $3,50 y $ 4, por animal.
¿Qué hacemos con los animales enfermos?
Varias cosas: Primero, “no hay que darle servicio”, para evitar que cuando paran, sigan “desparramando “ la enfermedad. Si se trata de hembras, perfectamente podemos engordarlas y venderlas para faena ó consumirlas bien asadas ó en guisos, mientras que el animal no esté preñado no hay problema.

¿Cómo podemos prevenirnos?
1- Evitando que la enfermedad entre a nuestros piños. ¿Y cómo? Cada vez que traigamos animales nuevos a nuestro piño , como por ejemplo cuando cambiamos castrones, hay que hacerle el análisis de brucelosis.
2- Normas de manejo: cuando un animal aborta “No revolear el aborto arriba del cerco”, quemarlo al igual que los restos de placenta ó enterrarlo, pero me tengo que asegurar que los perros no lo desentierren.
3- Si hay que parterear un animal no hacerlo “a mano pelada”, lo ideal es usar guantes, pero si no hay, usaré dos bolsas de Nylon, antiparras y pañuelo que nos cubra la boca y la nariz, todo esto es para evitar que las salpicaduras tomen contacto directo con nuestra piel y pueda ingresar la bacteria; hay que recordar que la Brucelosis puede dar, distocia (dificultad para parir).
4- Pasteurizar la leche para consumo y también para hacer quesos. La pasteurización consiste en calentar la leche sin que llegue a hervir, a 60 grados durante 30 minutos, para controlar la temperatura necesitaremos un termómetro, cuyo costo es de $30.
5- Lavado de Manos Antes de Comer.
No Olvidar: no repetir servicio a los animales brucelosis.
OTRAS DE LA SECCIÓN
MOSCA DE LOS CUERNOS-Parte 2
Control:
El control se realiza mediante el uso de insecticidas, los cuales pueden ser aplicados de diversas formas. Los más comunes son los denominados POUR-On. Esta presentación tiene muchas ventajas que van desde la facilidad de aplicación, duración sobre el animal y poder residual y seguridad para la persona que lo aplica como para el animal.
Las primeras dogas utilizadas en la Argentina fueron los insecticidas derivados de las cipermetrinas, las cuales daban un poder residual (tiempo de duración del insecticida en el cual mata y repele al insecto) muy interesante , de 30 a 45 días. Con el tiempo, por diversos motivos, la efectividad de estos productos disminuyó, llegando a la actualidad con un tiempo de poder residual de 7 días. Las causas de esto son variadas en primer término podemos nombrar al uso inadecuado del producto, como por ejemplo no respetar la dosis indicada por el fabricante, mezclar el producto con otras sustancias como aceita quemado, gas-oil, etc. no tratar la totalidad de los animales, no repetir el tratamiento a los treinta días etc. y otro factor, natural ,es la resistencia genética de los insectos.

Periódico Ser y Hacer de Malargüe
Redacción y administración: Cacique Millanquín 1074 Malargüe, Mendoza -Tel. Prensa: 54 260 15 4570011. Publicidad: 54 260 15 4316571- Dirección: Téc. Sup. en Periodismo: José Eduardo Araujo. Diagramación y Armado: Verónica Bunsters. Periodistas: José Eduardo Araujo - Pamela Rodríguez. Web Master: Téc. Sup. en Inf. David Zaragoza.