TEMA CENTRAL


Edición Número 213 del 15 de Setiembre de 2017

EL PODER QUE SE MUESTRA POCO
Eduardo Araujo

Por Eduardo Araujo

6

En medio de la conflictiva situación social en la que vivimos la justicia tiene una responsabilidad muy importante que cumplir, conocer la verdad y dar a cada uno lo que le corresponde.

Aunque hay casos aislados, el Poder Judicial como tal no es proclive a mostrarse y la mayoría de sus miembros cuando el periodismo los consulta se amparan en la frase “el juez habla por sus sentencias”, lo que pasa que se torna difícil acceder a esas sentencias, y lo digo por experiencia propia. Generalmente, tratar de hablar con un secretario judicial, defensor, fiscal, juez demanda muchas horas de esperas, cuando no días y semanas. Me ha pasado de tener que invertir más de una mañana de mi tiempo en los pasillos de los tribunales de San Rafael para ingresar tratar de intercambiar dos palabras con un magistrado al que sólo quería consultarle por el avance de una determinada causa a fin de informar a la población que suele estar ávida de noticias. Repito, no son todos los funcionarios judiciales iguales, pero sí la mayoría.
Está claro que en nuestro país existen varias y graves “disfunciones alrededor de la Justicia”, como lo ha señalado esta semana el periodista y escritos Sergio Sinay. La más obvia es la que confirma el viejo adagio según el cual justicia tardía no es justicia.
“ Aquí-dice Sinay- es siempre tardía, impulsora de todo tipo de iniquidad y constructora de túneles por donde pueden escapar indemnes quienes delinquen”, los casos con los que empezamos nuestro Tema Central (Luis Reynaldo Aravena y Nélida Villar) son claros ejemplos de esta afirmación.

Coincido con Sinay cuando afirma que “llegar tarde, mirar para otro lado, favorecer a los poderosos, absolver a los corruptos, pactar a espaldas de las víctimas, prestarse a enjuagues políticos, dejar que prescriban causas por sospechosa acción o sospechosa omisión, son algunas de las maneras en que la Justicia, empieza por dañar. Con esta Justicia, quien es víctima una vez corre el peligro cierto de serlo dos veces. La segunda en los tribunales”.

Una descentralización que ha venido bien Me parece sumamente positiva la descentralización de la justicia penal. Por fortuna tenemos un fiscal, el Dr. Javier Giaroli, que se ha mostrado sumamente activo en el tiempo que viene cumpliendo su función, además de abierto a comunicarle a la población el avance de las causas y eso, me parece, es sumamente positivo.
En estos pocos días de funcionamiento se han realizado dos juicios abreviados en Malargüe. En el segundo juicio, desde el hecho hasta la condena pasaron poco más de 72 horas. Era un caso de violencia de género y la pena fue a un año de prisión. En la audiencia estuvo presente la víctima. Un claro ejemplo de las ventajas de contar en nuestro medio con este tipo de instancia judicial.
La descentralización, además, ha venido a traer una solución a la pérdida de tiempo y recursos económicos de los malargüinos teníamos que invertir cada vez que estábamos relacionados en una causa judicial, ya sea como testigos o protagonistas de un determinado hecho, al tener que trasladarnos a la ciudad de San Rafael.
En otro orden, me parece que la presencia en la ciudad de cuatro juzgados tiene que llevar a las autoridades correspondientes a decidirse a realizar una inversión en un edificio que pueda albergarlos cómodamente. Las instalaciones actuales no reúnen la comodidad que el personal requiere para realizar su trabajo como corresponde, a pesar del esfuerzo que, me consta, realiza.

La agilización que todos esperamos
El gobierno de Mendoza ha remitido a la Legislatura provincial el proyecto que cambia el Código Procesal Civil y Comercial, para que la provincia sea la primera que, luego de la modificación del Código Civil nacional, se ponga en consonancia su Código Procesal Civil. Este código incorpora oralidad a los procesos, dándoles una mayor celeridad a las causas, e incorpora nuevas tecnologías a los efectos de ir avanzando en procedimientos simples y rápidos para el ciudadano.
Las modificaciones son varias, pero para exponer su altísimo valor basta destacar que los procesos ordinarios escritos, que habitualmente duran alrededor de cinco años, podrán bajar a 120 o 190 días.
También se estudia, en el marco del proceso modernizador, cambiar el Código Procesal Administrativo, el Código Procesal Laboral y un nuevo Código de Procedimiento de Familia. En breve verá la luz un proyecto de ley tendiente, una vez más, a agilizar los procesos penales y, en particular, el sistema de audiencias orales que se requieren para dictar la prisión preventiva. El objetivo será la agrupación de juzgados de garantías y otros de tipo penal para que, todos, conformen un solo juzgado.
Será clave, entonces, que cada uno de los magistrados asuma su compromiso de alta profesionalidad, para que estas herramientas nuevas del derecho funcionen bien y produzcan un salto de calidad en la vida de los mendocinos, como lo ha señalado el gobernador Cornejo.
Paralelamente, considero que deben destinarse mayores recursos al Poder Judicial para que pueda trabajar en doble turno y acortar el tiempo de vacaciones. Hoy, sin contar los fines de semana, la justicia prácticamente está paralizada 4 días al año.
Necesitamos de un poder judicial más activo, que se muestre más y que por sobretodo de garantice que la justicia llegue a todos, especialmente a los más desprotegidos de la sociedad.
OTRAS DE LA SECCIÓN TEMA CENTRAL
CASOS JUDICIALES TRAMITADOS DESDE EL 01 DE AGOSTO
El poder judicial, con su sede fiscal en Malargüe ha resuelto números casos, enviando a prisión a personas que han cometido múltiples delitos.

Periódico Ser y Hacer de Malargüe
Redacción y administración: Cacique Millanquín 1074 Malargüe, Mendoza -Tel. Prensa: 54 260 15 4570011. Publicidad: 54 260 15 4316571- Dirección: Téc. Sup. en Periodismo: José Eduardo Araujo. Diagramación y Armado: Verónica Bunsters. Periodistas: José Eduardo Araujo - Pamela Rodríguez. Web Master: Téc. Sup. en Inf. David Zaragoza.