“ME VOY A SAN RAFAEL”
Como cada tanto sucede, lamentablemente el tema de las debilidades de nuestro sistema de salud nuevamente volvió a estar en boca de todos en los últimos días, en este caso a raíz de la muerte de una niña de cuatro años mientras era traslada en una ambulancia a la ciudad de San Rafael, sin la compañía de un médico. No fueron pocos los que opinaron sobre este caso, acusando a diestra y siniestra. Será la justicia la que determine, como corresponde, si hubo responsabilidades del hospital Malargüe y de algún o algunos profesionales de la salud.

Respetando el dolor de la familia de la niña fallecida, a quien le expresamos nuestras condolencias, consideramos que es necesario darle sentido a esa lamentable pérdida para evitar que en el futuro se vuelvan a repetir casos como este, que por cierto, no es la primera vez que sucede.
Vimos muchos comentarios en redes sociales, escuchamos a no pocas personas despotricar contra el hospital, su director, los médicos, pero hasta el momento nadie tomó la iniciativa hacer algo en concreto para revertir la situación, de realizar una convocatoria social para buscar algún tipo de solución. Si fuimos testigos de muchas expresiones que remarcan el individualismo con el que muchos creen que se resuelven las cosas con comentarios como “si tengo alguna complicación de la salud me voy a San Rafael” o “el medio tanque de combustible que sea tanque vacío para salir de urgencia por si te pasa algo, porque con medio tanque llegas a San Rafael”. Eso lo podrá hacer quien cuente con los medios para hacerlo o cuando se presente una enfermedad que sea posible trasladar a alguien en un vehículo particular, pero qué pasa cuando de emergencias se trata.
Así como los aviones son noticias cada vez que se caen lo mismo pasa con nuestro sistema de salud. Conocemos muchos casos en los que los médicos, el personal de enfermería, los choferes del hospital Malargüe han salvado cientos de vidas recurriendo a sus saberes y con los escasos elementos con los que cuentan. Sin menoscabar esas buenas acciones también se debe reflexionar sobre lo que nos falta y sobre la realidad. Así tenemos que decir que el “clima interno” dentro del hospital no trasciende como el mejor, que por día hay muchos pacientes que son derivados a San Rafael, que la mayoría pensamos qué será de nosotros si se nos presenta una situación crítica en materia de salud, que desconfiamos de los medios sanitarios con que contamos para afrontar un accidente o una descompensación grave.
Nos parece que ha llegado la hora de dejar de lado individualidades, resquemores políticos o sectoriales y ponernos a trabajar comunitariamente para encontrar soluciones, de manera tal que cuando de salud se trate el “me voy a San Rafael” no sea la única esperanza que nos quede para salvar nuestra vida o la de nuestro prójimo.





Leída: 51 veces
GALERÍA
DE FOTOS
OSEP INAUGURÓ LABORATORIO DE ANÁLISIS CLÍNICOS
ALGUNAS DE FOTOS DE LA ÚLTIMA EDICION
LA JUSTICIA INVESTIGA EL FALLECIMIENTO DE NIÑA DE 4 AÑOS
JOSÉ BARRO COMENZÓ SU CAMPAÑA
INAUGURARON UN NUEVO PARQUE EN LA CIUDAD
EXITOSA TEMPORADA INVERNAL DEL CUAM
DAN CLASES CON POZOS SÉPTICOS SATURADOS
SOFÍA DEMONTE  VA AL SUDAMERICANO DE DANZAS EN BRASIL
Ser y Hacer de Malargüe-Redacción y administración: Cacique Millanquín 1074-Prensa: 54 2604 154570011. Publicidad: 54 2604 15316571-. Dirección: Téc. Sup en Periodismo: José Eduardo Araujo. Diagramación y Armado: Prof. Verónica Bunsters: Periodistas: José Eduardo Araujo - Eduardo Julio Castón - Pamela Rodríguez Web Master: Téc. Sup. en Inf. David Zaragoza.