NOTICIAS DIARIAS

PRESENTARON PROYECTO DE ORDENANZA PARA DEFENDER LAS DOS VIDAS

582

Malargüe por la vida, que nuclea a más de 50 organizaciones no gubernamentales sin distinción de banderías políticas, religiosas ni sociales, presentó un proyecto de Ordenanza sobre “Protección de la maternidad vulnerable”, en el marco de la Semana por la Vida, desde la banca del ciudadano del Honorable Concejo Deliberante.

“El 25 de marzo más de 2.500 personas nos manifestamos en Malargüe a favor de vida y en defensa de la mujer en situación de riesgo, a nivel provincial se movilizaron 70.000 personas en ocho ciudades bajo el lema “si a la vida, no al aborto, hay alternativas para la problemática de la maternidad vulnerable. Hasta el momento contamos con 1.825 firmas certificadas de malargüinos que apoyan la iniciativa, están en contra del aborto y se han comprometido a no apoyar ningún candidato que esté a favor del aborto”, expresó Pablo Mercado.

Luego agregó “la ideología del aborto se ha posicionado contaminando el ejercicio democrático y haciendo del aborto la única solución a la problemática” (de la maternidad vulnerable”.

Por su parte, Pablo Gaete, señaló “casi 10 años de experiencia trabajando por la mujer la mujer embarazada en situación de vulnerabilidad me indican que lo que la mujer necesita es ayuda y no un aborto. Creemos que la solución más humana, más inclusiva, más respetuosa de los Derechos Humanos es hacer cosas concretas por la mujer que está pasando por una maternidad vulnerable”.
Ese contextos es que presentó el proyecto de Ordenanza de protección integral de la mujer embarazada en situación de vulnerabilidad y de los niños por nacer, que transcribimos completo a continuación.

PROYECTO DE ORDENZANDA

CAPÍTULO I
DERECHOS DE LA MUJER EMBARAZADA Y DE LOS NIÑOS POR NACER
ARTÍCULO 1.- Protección de los Derechos de la Mujer Embarazada y de los Niños por Nacer. Atento a las ordenanzas … y en consonancia con dicha legislación, la Municipalidad de Malargüe adhiere, promueve y ratifica la protección integral de los derechos de las mujeres embarazadas, especialmente, de aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y de los niños por nacer en el ámbito de competencias del Municipio. Todo ello, en consonancia con la Constitución Nacional, los instrumentos internacionales de Derechos Humanos, la Constitución Provincial y demás legislación vigente sobre la materia.
Es “niño por nacer” todo ser humano desde el momento de su concepción, es decir, desde el momento de la fecundación del óvulo, hasta el de su efectivo nacimiento.
ARTÍCULO 2.- Reconocimiento de derechos. La presente Ordenanza reconoce los siguientes derechos:
a. Derecho a la vida: el niño por nacer tiene derecho inalienable a la vida como el primer derecho humano, sin el cual ningún otro es concebible, por lo que no puede quedar a merced de persona alguna.
b. Dignidad y Salud: tanto la madre como el niño por nacer tienen derecho a no ser sometidos a procedimientos que puedan afectar su dignidad e integridad personales, que el Municipio les reconoce en tanto personas humanas. En este sentido, se considera al aborto como una lesión tanto física como psicológica para la mujer.
c. Igualdad de oportunidades y prohibición de la discriminación: el niño por nacer tiene derecho a la igualdad de oportunidades, a ser considerado en su dignidad humana y a ser protegido contra cualquier tipo de discriminación o selección en razón de su patrimonio genético, etapa de desarrollo, características físicas, biológicas o de cualquier otra índole. Se considerará como especialmente agraviante y discriminatoria la calificación del niño por nacer como “deseado” o “no deseado”, “valioso” o “sin valor”.
d. Asistencia médica: la mujer embarazada y el niño por nacer tienen derecho a recibir la asistencia médica, tratamiento y cuidado especial que requiera su situación particular. Cuando se presentaren situaciones de embarazos de riesgo o que requieran atención médica o tecnológica especiales, el Estado Municipal deberá brindar todos los medios que posibiliten proteger el derecho a la vida tanto del niño como de la madre.

CAPÍTULO II
ÁREA DE PROTECCIÓN DE LA MUJER EMBARAZADA Y DEL NIÑO POR NACER
ARTÍCULO 3.- Creación del Área. Créase, en el ámbito del Municipio y dependiente de la Dirección de Desarrollo Social, el Área de Protección de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer a fin de que haga efectiva la tutela de los derechos reconocidos en el Capítulo I de esta Ordenanza.
La misma estará compuesta por cuatro profesionales: un médico, un trabajador social, un psicólogo y un abogado, a fin de lograr un abordaje interdisciplinario.
ARTÍCULO 4.- Designación. La designación de los profesionales será a través de la Dirección de Recursos Humanos de la Municipalidad. Dichos profesionales deberán probar su idoneidad para tal cargo, con presentación de antecedentes que manifiesten su compromiso con la temática abordada y con los derechos fundamentales enunciados en el capítulo I de esta Ordenanza.
ARTÍCULO 5.- Jefatura del Área. El Área estará a cargo de un Jefe que será designado por el Intendente Municipal. Dicha persona deberá coordinar el trabajo interdisciplinario y será el principal responsable en hacer cumplir los derechos fundamentales enunciados en el capítulo I de esta Ordenanza.
ARTÍCULO 6.- Embarazo de mujer en situación de vulnerabilidad. Por embarazo de mujer en situación de vulnerabilidad se entiende:
a) aquél en que se vea perjudicada la salud física y psíquica de la madre, requiriéndose cuidados especiales.
b) aquél en que se tome conocimiento de que el embarazo es producto de una violación.
c) aquél en que las circunstancias económicas, culturales y familiares sean tales que hagan dificultoso para la mujer llevar el embarazo adelante.
d) cuando sea manifiesto el deseo de la madre de no continuar con el embarazo.
e) aquél en el que la madre posea una discapacidad o haya una malformación fetal.
f) cuando la madre sea menor de edad.
ARTÍCULO 7.- Vinculación con el Área. El Área de Protección de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer trabajará íntimamente vinculada con los centros de salud con que cuenta el Departamento. Por ello, ante la noticia de un embarazo en situación de vulnerabilidad por parte del profesional que dé asistencia a una mujer, éste deberá ponerla en contacto con dicho Área.
A su vez, cualquier entidad o persona física que tome conocimiento de la situación de embarazo vulnerable, deberá disponer los medios para que la mujer tome contacto con el Área de Protección de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer.
ARTÍCULO 8.- Entrevista. Inmediatamente de conocida la situación, el Área de Protección de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer tendrá una entrevista personal con la mujer y tras una encuesta ambiental del trabajador social, en caso de ser necesaria, se decidirá en el término de veinticuatro horas la inclusión o no de dicho caso en el Sistema de Protección que ofrece el Área.

CAPÍTULO III
SISTEMA DE PROTECCIÓN DE LA MUJER EMBARAZADA Y DEL NIÑO POR NACER
ARTÍCULO 9.- Creación del Sistema de protección. Créase el Sistema de Protección de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer. El mismo estará a cargo del Área de Protección de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer.
ARTÍCULO 10.- Prestaciones básicas. El Sistema de Protección otorgará las prestaciones básicas a toda mujer que haya sido incluida conforme a lo dispuesto por los artículos 6 y 7 de esta pieza legal. Las prestaciones, que podrán ser brindadas por los mismos profesionales que componen el Área o por derivación a otras entidades o profesionales, son las siguientes:
a. Atención ginecológica gratuita, a fin de tutelar la salud tanto de la madre, como del niño por nacer. Téngase presente que esta prestación es efectuada primariamente por el Estado Provincial, a través del Hospital Público, debido a que la temática relativa a la salud es de su competencia. El Municipio se limita a dar asistencia y asesoramiento a los fines de la presente Ordenanza.
b. Otorgamiento gratuito de la medicación necesaria para la protección de su salud y del niño por nacer.
c. Ayuda psicológica gratuita, a fin de otorgar a la mujer un apoyo para la superación de los obstáculos que deba afrontar para llevar el embarazo a feliz término.
d. Asistencia jurídica gratuita para brindar orientación ante cualquier tipo de conflicto que pudiese surgir a fin de que la mujer embarazada no se encuentre en un estado de falta de acceso a la justicia. Especialmente se brindará asesoramiento dando a conocer los beneficios previsionales de que sea acreedora, en caso de quedar amparada en dicha legislación.
e. Se informará a la mujer acerca de la posibilidad de la adopción como la vía jurídica idónea, en caso de que no se logre el restablecimiento del vínculo afectivo con el niño por nacer. Se vislumbrará en esta alternativa una propuesta superadora en la que se busca una mejor situación tanto para la mujer embarazada, como para el niño y la familia adoptante. Ésta será la vía idónea para amalgamar los derechos fundamentales reconocidos en el Capítulo I de esta Ordenanza.
f. Educación para la Maternidad en talleres destinados a tal fin. Los mismos estarán destinados a temáticas relativas al cuidado en el embarazo, nutrición, higiene, cuidados del bebé, incluso realización de tareas manuales, entre otras.
g. Ayuda para la inserción laboral o para la finalización de los estudios primarios o secundarios, dependiendo de la situación.
h. Atención médica gratuita durante el primer año de vida del recién nacido.
i. Entrevistas periódicas a la mujer hasta que el niño alcance los dos años de edad.
El Área de Protección de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer designará cuál o cuáles de estas prestaciones básicas brindará en cada caso, pudiendo modificarse éstas, siempre que la modificación se adapte a la nueva situación por la que atraviesa la mujer embarazada, el niño por nacer o ya nacido.
ARTÍCULO 11.- Vinculación con la sociedad civil. Las prestaciones enunciadas en el artículo precedente podrán realizarse de modo mancomunado y coordinado con asociaciones pertenecientes tanto al ámbito privado como público. Quedando la elección y el modo a cargo del Área de Protección de la Mujer Embarazada y del Niño por Nacer. -
ARTÍCULO 12.- Actuación de los profesionales. Impulsa el espíritu de esta Ordenanza la convicción de que el aborto no es una solución para la mujer, sino que constituye una grave lesión a su salud física y psicológica. Es por ello que los profesionales intervinientes no podrán atentar contra los principios enunciados en el Capítulo I, induciendo a la realización de una práctica abortiva, siendo ésta una causal de remoción del cargo que desempeña.
ARTÍCULO 13.- Publicidad. Se deberá dar adecuada publicidad a la presente Ordenanza a fin de que todas las instituciones y la ciudadanía en general conozcan el contenido de la presente pieza legal, a fin de lograr un mayor alcance con su difusión.
La presente Ordenanza deberá ser públicamente exhibida en los centros de salud que quedan sujetos a estas disposiciones.
ARTÍCULO 14.- Gastos. El gasto que demande el cumplimiento de la presente Ordenanza será con cargo al Presupuesto de Gastos en vigencia. A su vez, se constituirá un Fondo de Aporte, a fin de que los administrados interesados en los objetivos de la presente Ordenanza, brinden su aporte en la cuenta bancaria que se abrirá a tal efecto en el Banco Nación.
ARTÍCULO 15.- De forma.
OTRAS DE LA SECCIÓN NOTICIAS DIARIAS

Periódico Ser y Hacer de Malargüe
Redacción y administración: Cacique Millanquín 1074 Malargüe, Mendoza -Tel. Prensa: 54 260 15 4570011. Publicidad: 54 260 15 4316571- Dirección: Téc. Sup. en Periodismo: José Eduardo Araujo. Diagramación y Armado: Verónica Bunsters. Periodistas: José Eduardo Araujo - Pamela Rodríguez. Web Master: Téc. Sup. en Inf. David Zaragoza.