TEMA CENTRAL


Edición Número 232 del 1º de Julio de 2018

MÚSICOS DE EXPORTACIÓN
Eduardo Araujo

Por Eduardo Araujo

6

A veces, el vivir en una zona alejada de los grandes centros urbanos hace que se nos dificulten las posibilidades para llegar a cumplir ciertos sueños y esto es más notable en algunos aspectos de nuestra cultura. Cuesta que nuestros artistas puedan actuar en escenarios de renombre. Sin embargo, tenemos muchos y muy buenos músicos de exportación.

Nuestros artistas hacen música como “un cable a tierra”, por pura vocación. Le quitan tiempo a sus horas de descanso para hacer lo que les gusta. Ninguno vive de su arte, todos deben trabajar para ganarse el sustento diario para sí y sus familias. Sólo esperan de nosotros el reconocimiento con el aplauso en cada una de sus presentaciones.

Tal como sucede con muchas otras formas de expresión cultural, la música es una manera que tiene el ser humano para expresarse y representar a través suyo diferentes sensaciones, ideas, sino también como soporte a partir del cual el ser humano se puede comunicar con otros y también consigo mismo (ya que la música puede ser disfrutada tanto social como individualmente).


Parte de lo que nos hace ser humanos es la música. Todas las culturas, desde las primeras civilizaciones hasta las más actuales, crean música.
Hay teorías que indican que la música es el precursor evolutivo del lenguaje, es decir, el puente entre los gritos y gestos de los primates y nuestra propia comunicación, en un sentido más abstracto.


El apoyo oficial que suele faltar

En nuestro Malargüe donde la presencia del Estado, en sus tres niveles, ha venido, sobre todo después del retorno de la democracia en 1983, a tirar por tierra la autogestión se le hace a los artistas muy cuesta arriba dar a conocer lo que hacen.

Mauro Pavez “hacedor cultural”, como él mismo se autodefinió, planteó el pasado jueves desde la banca del ciudadano del Honorable Concejo Deliberante el “trato desigual” que reciben los representantes de la cultura local respecto a producciones foráneas. Citó como ejemplo las últimas venidas de Matías Alé a Malargüe donde el municipio le realizó la publicidad, vendió las entradas y lo eximió del pago del Centro de Convenciones, con lo cual tres personas se llevaron más de $ 100.000 por una actuación de una hora y media. Del otro lado, mencionó la presentación de la comedia musical “El mago de oz” con más de 50 malargüinos en escena, donde no hubo ningún tipo de apoyo oficial.

Pavez propuso un proyecto de ordenanza que fomente y apoye, de modo concreto y real, las producciones artísticas culturales malargüinas. A ello se sumó un pedido de reglamentación para que los artistas locales puedan participar en la fiesta departamental de la vendimia. “Terminemos con este tipo de injusticias y apoyemos a los artistas de Malargüe”, expresó el joven bailarín y creo que de eso se trata.

Si bien el mundo de lo “under” (que se desarrolla al margen de la actividad pública cultural), tiene sus ventajas y de hecho en rock argentino proviene de allí, en un lugar como el Malargüe de nuestros días es muy difícil, máxime cuando la comuna se excede en brindarle a los foráneos apoyo institucional y económico, como pasa en este gobierno y como sucedió en los anteriores con mayor opulencia.

Música en los barrios y la zona rural

Quisiera reivindicar la excelente tarea que ha venido desarrollando la escuela artística de Malargüe Albertina de Cia, por sus aulas han pasado muchos músicos locales. Sus docentes se han involucrado más allá de la labor por la que les pagan y han conformado bandas, apoyado silenciosamente a muchos artistas, una labor que merece el reconocimiento de toda la comunidad.

Más allá de lo realizado desde la escuela artística, me parece necesario que se lleven propuestas musicales a los barrios y la zona rural, enseñando la ejecución de instrumentos musicales, dictando clases de canto a tantos niños y jóvenes que hoy no pueden acceder, por razones de distancias y/o económicas al establecimiento educacional.

La música en los barrios serviría para reunir niños y adolescentes a fin de darles nuevos valores en su camino de vida con el apoyo de aprendizaje de un instrumento o cantando.
OTRAS DE LA SECCIÓN TEMA CENTRAL
MALARGÜINOS EN “LA VOZ ARGENTINA”
El reconocido certamen para encontrar la “Voz argentina” realizó un casting en Mendoza y hasta la capital viajaron cuarto solistas malargüinos, que se animaron y dejaron todo en la audición, esperando ser reconocidos pero sobre todo con la intención de vivir una gran experiencia. Ellos son Martin Vázquez, David Becerra, Sofía Díaz y Darío Rojas, a algunos entrevistamos y seguidamente publicamos sus testimonios

Periódico Ser y Hacer de Malargüe
Redacción y administración: Cacique Millanquín 1074 Malargüe, Mendoza -Tel. Prensa: 54 260 15 4570011. Publicidad: 54 260 15 4316571- Dirección: Téc. Sup. en Periodismo: José Eduardo Araujo. Diagramación y Armado: Verónica Bunsters. Periodistas: José Eduardo Araujo - Pamela Rodríguez. Administrador del sitio: Téc. Sup. en Inf. David Zaragoza.