EDITORIAL


Edición Número 241 del 15 de Noviembre de 2018

DIÁLOGO Y RESPETO

Días pasados, en lo que constituyó un acto de verdadero civismo democrático, las senadoras Cecilia Páez (PRO) y Silvina Camiolo (PJ) dieron cuenta del trabajo legislativo de ambas, en una actividad que se concretó en el Centro de Convenciones y Exposiciones Thesaurus.

Decile en papel

Allí, la legisladora Camiolo expresó “creo que con diálogo y respeto podemos ir superando las grietas que tiene nuestra sociedad. Cuando respeto al otro y dialogo con él voy a encontrar muchísimos puntos de encuentro y cuando nos los encuentre el respeto será el camino porque sabré reconocer que tiene derecho a pensar, sentir y obrar distinto a mí”.

Nos parece que es bueno, en el preámbulo de un nuevo aniversario de Malargüe, reflexionar sobre la necesidad que tenemos en el departamento de dialogar y respetarnos para unirnos, afrontar la realidad y comenzar a transitar hacia un destino común que nos contenga a todos.

Nuestro presente está cargado de enemistades, rencores, resentimientos que con solo dar un breve vistazo a las redes sociales aflora al instante. Surge una nueva institución, se renueva otra y al poco tiempo comienzan las divisiones, las zancadillas al que trata de hacer, los comentarios por la espalda.

Los problemas que afrontamos están dados por la recesión que se vive a nivel nacional, producto de años de un populismo que parece nadie querer frenar; por la desocupación; por las faltas de posibilidades reales de generar empleo digno. La droga, de la que pocos hablamos, está haciendo evidente sus consecuencias. La promoción de la sexualidad sin ningún tipo de compromiso genera cada vez más embarazos adolescentes. Los suicidios siguen ocurriendo. La violencia intrafamiliar y sexual es moneda corriente.

La realidad es dura, sin embargo, también son parte ella esos jóvenes que se comprometen con su prójimo y buscan desde su saber dar respuestas, que se esfuerzan por estudiar, que buscan conformar una familia basada en el verdadero amor. Esos padres y madres que trabajan para darles bienestar, que luchan por el techo propio. Los abuelos que nos dan tantos ejemplos. Las personas que se comprometen con las instituciones, restando tiempo al descanso y poniendo de su propio peculio para hacer gestiones.

Que este nuevo aniversario nos haga ver las cosas negativas y positivas, que mediante el diálogo nos lleve al encuentro con el otro, con su persona y toda su realidad para, desde allí, con respeto y tolerancia, podamos ser cada día mejores.



OTRAS DE LA SECCIÓN EDITORIAL
LOS QUE SE VIENE, COMERCIOS A CIELO ABIERTO
La flamante conducción de la Cámara de Comercio y actividades a fines de Malargüe se ha planteado trabajar para que Malargüe sea una ciudad de “comercios a cielo abierto”, programa que desde hace casi 20 años viene implementando la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
LOS DESAFÍOS DE BARRO Y OJEDA
Cuando el eco de las elecciones PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) del pasado domingo comienza a acallarse es bueno reflexionar sobre los desafíos que tienenJosé Barro y Juan Manuel Ojeda, ahora ya candidatos que siguen en carrera para llegar a la intendencia.
GARANTIZAMOS LA PLURALIDAD
Vivimos en la Argentina de la grieta. Es esta, como se ha escrito, “una sociedad radicalizada en exceso, en la que los extremos y la intolerancia destacan sobre la racionalidad, la libertad y el respeto”. Nadie acepta a quien opina diferente y estamos siempre prestos a pedir las cabezas de quien no piensa como yo. Sólo aceptamos una opinión, la cada uno de nosotros. Hay un desprecio por el contrario.
LO INSTITUCIONAL Y LO ELECTORAL
La sabia Constitución que tiene la provincia de Mendoza, que impide la reelección del gobernador y del vicegobernador, les ha dado a esas figuras un grado de reconocimiento y de rol institucional muy marcados, que por ello ha llevado a que aquí exista un clima político de respeto y madurez cívica muy distinto al del resto de las provincias argentinas, que nos debe enorgullecer a todos los mendocinos. Por eso debemos cada vez más pedir a nuestros representantes ese compromiso con el respeto a la institucionalidad.
MALARGÜE DEBE SER UNA REGIÓN
En esta misma sección hemos expresado más de una vez que Malargüe es un departamento totalmente distinto al resto de la provincia y, por ende, merece un tratamiento especial a la hora de fijar políticas por parte del Estado.
UNA ZONA NO DEFINIDA EN LA ZONA
La recategorización del ítem zona dispuesta por la Dirección General de Escuelas ha generado molestias en el sector docente de toda la provincia, particularmente en Malargüe la medida, que sorprendió a los trabajadores de la educación, marca un total desconocimiento respecto de las características geográficas, climáticas, sociales y económicas, entre otras de nuestro extenso departamento.
REGAR LAS CALLES PARA QUE PASE EL GOBERNADOR
Quien vivió en la zona de barrios, especialmente en los de la zona sur, de la entonces Villa de Malargüe en las décadas de 1970 y 1980, como seguramente sucedió en las anteriores, recordará que las calles se regaban por parte del municipio “de vez en cuando”. Eso sí, el día anterior y la misma jornada de la visita de un Ministro o del mismo Gobernador de la provincia se “enlagunaban” las arterias por donde iba a pasar en su recorrida hacia la inauguración de alguna obra, entrega de algún terreno o cuando se visitaba una escuela. La limpieza de las calles y hasta las veredas se hacía con esmero en el circuito que recorrería la caravana de funcionarios visitantes y locales. Era común en la época escuchar de boca de los vecinos “pueda ser que venga pronto el gobernador y pase por nuestra calle para que la arreglen y la rieguen”.
LA APATÍA QUE PARALIZA
Llama la atención el poco grado de involucramiento que existe en nuestra sociedad a la hora de encarar acciones colectivas en bien del interés del conjunto, cuando en la redes sociales hay mucha gente opinando de todo, todo el tiempo.
PADRES, NO DEJEN A LOS MAESTROS Y PROFESORES SOLOS
En algunas historias de vida que hemos publicado en este medio, en corrientes conversaciones con personas mayores, aparecen comúnmente las expresiones “me echaron a la escuela a tal edad”, “echar los niños a la escuela” u otras similares para referirse al envío a los establecimientos educacionales de una determinada persona o de un niño para que aprendan a leer y escribir.
SI QUISIÉRAMOS AL FESTIVAL
Una persona que trabaja incansablemente por la difusión de nuestro folklore, el Prof. Francisco Parada, le dijo a uno de nuestros periodistasque el principal problema que él ve respecto del Festival nacional folklórico del chivo es que los malargüinos no nos lo hemos apropiado,simplemente porque no hay evidencias concretas que la mayoría lo quiera. Coincidimos con él, es que cuando alguien quiere algo o a alguien lo cuida, protege, busca que siempre mejore, realiza críticas constructivas, aporta su experiencia o visión para ayudar a crecer.
QUE TENGAMOS UNA CAMPAÑA DE IDEAS Y CON GENTE HONRADA
Estamos a días de conocer quiénes van a aspirar a cargos municipales, provinciales y departamentales, tanto para los Ejecutivos como para los legislativos. En el transcurso de este mes, o a lo sumo en marzo, se bajará la “bandera a cuadros” para dar comienzo a una campaña electoral que, presumimos, vamos a tener prácticamente hasta fin de año, si hay segunda vuelta a nivel nacional.