EDITORIAL


Edición Número 244 del 1º de Enero de 2019

QUE ESTE SEA EL AÑO DE LA COHERENCIA

La “señora” coherencia, no solo como palabra sino también como actitud frente a la vida, parece cada día ser más dejada de lado, de allí que como sociedad tengamos tantos problemas y, estamos convencidos, sea uno de los factores que nos lleva a profundizar grietas.

La Real Academia Española dice que la palabra coherencia viene del latín cohaerentia y en su definición da tres acepciones:
1. f. Conexión, relación o unión de unas cosas con otras.2. f. Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan.3. f. Fís. Cohesión (‖ unión entre moléculas).4. f. Ling. Estado de un sistema lingüístico o de un texto cuando sus componentes aparecen enconjuntos solidarios.

El segundo significado es sobre el que basaremos nuestros argumentos pues cuando las personas son coherentes la viven como cualidad y ello hace que actúen en consecuencia con sus ideas o con lo que expresan.

2019 será un año electoral en el que se elegirán todos los cargos ejecutivos y el 50 % de los legislativos tanto en el orden nacional, provincial y municipal. A nuestros políticos debemos exigirles coherencia.

Para medir la coherencia de los que aspiren a ser electos no es necesario hacer un curso especial simplemente con conocerlos un poco sacaremos nuestra conclusiones. Por ejemplo, si alguien levanta las banderas de la educación pública pero envía a sus hijos un colegio privado, no hay mucho para decir. Si levanta esa misma bandera pero no es capaz de enviar a sus hijos a la escuela que le queda más cerca de su casa y lo hace a la que asisten los de quienes tienen mayor poder adquisitivo, estamos en la misma situación.

La coherencia también tiene que estar en los ciudadanos comunes. Alguien que se oponga al desarrollo minero no podría utilizar los innumerables beneficios que da esa actividad y que va desde la posibilidad de potabilizar el agua hasta el uso de un celular.

Si se dice que toda vida vale o que el no es no, insistir con una ley de legalización de aborto sería otra incoherencia social.

En el plano familiar no se les puede decir a los hijos que no se droguen cuando los padres consumen alcohol y tabaco como si nada.

Si la coherencia se pusiera de moda tendríamos una sociedad más tranquila, firme, íntegra, digna, respetada y habría mayor confianza entre sus integrantes. Por eso, para este año que comienza, nuestro mayor deseo es que seamos cada día más coherentes.
OTRAS DE LA SECCIÓN EDITORIAL
LA FIESTA DE TODOS
La edición número 34 de la Fiesta Nacional del Chivo, sin lugar a dudas, es la que más concurrencia de público ha tenido hasta el momento, sobrepasando las expectativas de los propios organizadores. Nadie discute seriamente que en la sumatoria de todas las actividades más de 100.000 almas se dieron cita.
DESTRUIR AL QUE HACE, UN DEFECTO MALARGÜINO
Los malargüinos tenemos como pueblo muchas virtudes. En general, somos hospitalarios con quien llega, buenos anfitriones, generosos a la hora de colaborar con alguna campaña solidaria, defensores de nuestras tradiciones, respetuosos, amigables, cuidadosos del ambiente, orgullosos del pedazo de suelo que habitamos, entre muchas otras cosas positivas.
LA GENERACIÓN DE EMPLEO PRIVADO
Cuando las cosas en la vida cotidiana de las personas no salen bien o como se han planificado quedan dos caminos a seguir, el primero de ellos es quedarse estático preguntándose por qué, golpearse el pecho para lastimar desde afuera el corazón, llenarse de angustia, deprimirse. Es decir, quedarse solo con lo negativo y eso no es bueno. El otro camino que queda es preguntarse el para qué y esa pregunta abre el camino a ver las cosas de manera positiva y a ponerse a buscar soluciones que ayuden a superar los obstáculos.
CUANDO LA POLÍTICA SE EQUIVOCA
Cuando la dirigencia política se equivoca pierden las instituciones. A los largo de la historia mundial y de nuestro país hay claros ejemplos de lo que acabamos de afirmar. En tiempo de Cristo el pueblo solicitó a gritos que dejaran en libertad al delincuente Barrabás, más cerca en el tiempo, las dos guerras mundiales, el holocausto. En nuestro país los golpes de Estado que se dieron en el siglo pasado y la crisis del 2001, son más que ilustrativo de lo que afirmamos.
PASAR DE LA POTENCIA A LA REALIDAD
El gran desafío al que se enfrenta la flamante gestión municipal que conduce el Lic. Juan Manuel Ojeda es pasar del Malargüe potencia al Malargüe realidad.
UN GOBIERNO QUE “NO SE SUPO VENDER”
El 10 de diciembre Jorge Vergara Martínez deja el timón de la municipalidad de Malargüe en manos de Juan Manuel Ojeda, que llegará a la intendencia también por Cambia Mendoza, aunque perteneciendo a un sector interno distinto.
EL MALARGÜE QUE DEPENDE DE CADA MALARGÜINO
Mañana festejaremos el 69 aniversario de la segunda fundación de nuestro departamento, de este Malargüe que hemos elegido como nuestro lugar en el mundo para vivir y desarrollarnos tanto en el plano del bienestar económico como en humano, familiar.
EL VOTO MALARGÜINO
El largo proceso electoral que terminó el domingo pasado dejó varias notas en Malargüe que deben ser estudiadas por especialistas del ámbito de la ciencia política y de la sociología, pero que a nivel periodístico también merecen un análisis.
ELECCIONES DECISIVAS PARA NO TOMAR EL CAMINO VENEZOLANO
En nuestro Tema Central presentamos el testimonio de seis de los 24 venezolanos que han elegido en los últimos años a Malargüe como su lugar de residencia, escapando de la crisis política, social, moral y económica que se vive en el país caribeño. Los testimonios de lo que está pasando en su tierra son duros. El padre de Carolyne murió por no tener acceso a un medicamento simple y de bajo costo, en la Argentina de Macri, pero imposible de conseguir y mucho menos pagar en la Venezuela del dictador Nicolás Maduro. Otra mujer decidió salir cuando pasó dos días sin tener qué darle de comer a su hijita de cuatro años.
EL RESPETO DEL VOTO DE LA GENTE
“Yo soy democrático y espero lo que decida el pueblo” le dijo al periodismo el abanderado del justicialismo a la intendencia de Malargüe, José Barro, el pasado domingo al momento de presentarse a votar. Horas después, con verdadera hombría de bien, reconocía el resultado adverso, reiteraba sus palabras, felicitaba a su ocasional adversario y le deseaba lo mejor para que también al pueblo de Malargüe le vaya bien. En definitiva, respetó con altura la voluntad popular.
“EL JOSÉ” O “EL JUAN MANUEL”
Estamos a sólo días de definir mediante nuestro voto quién será el hombre que dirija los destinos de Malargüe por los próximos cuatro años. Solo dos son los candidatos, los actuales concejales Juan Manuel Ojeda, por Cambia Mendoza, y José Barro, de Elegí Mendoza, “El Juan Manuel” y “El José”, como les dicen sus allegados.