NOTICIAS


Edición Número 244 del 1º de Enero de 2019

REPORTAJE
DORYS LUCERO, UNA FEMINISTA DE LA PRIMERA HORA
DORYS LUCERO, UNA FEMINISTA DE LA PRIMERA HORA
Eduardo Araujo

Por Eduardo Araujo

Dorys Lucero, locutora y hoy propietaria de FM Austral, fue una de las primeras comunicadoras sociales locales que visualizó a través de un medio de comunicación las situaciones de violencia, marginalidad, postergación, prostitución obligada por la que atravesaban muchas mujeres en el departamento. Supo ganarse espacios que hasta ese momento sólo estaban reservados a hombres como las conducciones de peñas y bailes en la zona rural. Cuando nadie habla de feminismo ella lo hacía.

Decile en papel


Hoy cuando algunos han dejado de lado sus banderas a favor de la lucha clases y avanzan en imponer la ideología de género levantando las banderas históricas de las mujeres comprometidas con su empoderamiento la palabra de Dorys nos pareció oportuna para abordar un tema, el de los derechos de la mujer, desprendidos de cualquier interés político, ideológico o fanatismo.

¿Cómo se involucró en la causa de las mujeres?

Mi lucha comenzó cuando yo trabajaba en Radio Malargüe, en tiempos en que el machismo era muy exacerbado, principios de la década de 1990. Esos eran tiempos difíciles. Tuve la suerte que un Director, el fallecido Jorge De Paolo, me permitió que creáramos un espacio para tratar estos temas. Junto con Adela Mercado y Liliana Pelliza, una psicóloga y otra asistente social, hicimos un programa de radio que se llamaba “Espacio de mujer” donde se trataba la problemática de la mujer haciendo hincapié en que no se dejaran golpear, que no las insultaran. En la calle nos decían mujeres golpeadas, considerábamos que esos temas se tenían que tratar en un medio tan importante y único como era la radio en ese momento.

Me parece que las mujeres de Malargüe tuvieron, a partir del año 1993-94, un despertar a su situación de vulnerabilidad.

Cuando se fue Liliana el espacio se retomó con la trabajadora social Silvia Gomez y la docente Teresita Vargas, con el título de Manos. Al poco tiempo la municipalidad de Malargüe crea el Área de la Mujer y se crea otro tipo de contención que el programa radial no podía dar.

Nosotras acompañábamos a las mujeres a hacer las denuncias policiales, en un clima hostil hasta en la misma comisaría, pero nunca bajamos los brazos. El Área de la mujer vino a brindar un servicio que era muy necesario en ese momento y creímos que habíamos cumplido con nuestra misión, a pesar que nunca hemos dejado de lado nuestro compromiso con las mujeres. Considero que abrimos un camino importante para la gente que vino después.

Teniendo en cuenta que es una verdadera pionera en estos temas ¿cómo considera que está hoy el tema de los derechos de la mujer?

Se anduvo un camino muy largo. La mujer ha ganado espacio en todo sentido. Hoy la mujer sale y lucha de igual a igual con el hombre, mide su capacidad.

Cuando yo empecé con mi carrera, casi en el retorno a la democracia, nunca me sentí agredida por los hombres, a pesar que, reconozco, no era fácil. Fui una de las primeras movileras en la calle, hice locución, periodismo en radio Libertado de Mendoza y siempre me sentí cómoda.

Hoy el feminismo ha ganado un amplio terreno ¿Cuál es su posición en relación con los temas que hoy están en la agendade las mujeres que se identifican con él?

Soy una feminista con el respeto debido hacia la familia, que es la célula principal de toda sociedad. Tengo un marido, hijos varones, nietos. No estoy de acuerdo con aquellas a quien la gente identifica como feminazis, que proclaman muerte al macho, abajo el patriarcado.

Considero que la mujer tiene que ganarse su espacio demostrando su capacidad. No hace falta denostar al otro sexo. No hace falta dejar de lado la femineidad que tenemos naturalmente. Con nuestra simple presencia, nuestra palabra y nuestras acciones podemos hacer mucho más que un acto que denosta a la mujer, que en algunos casos es hasta vulgar.

Si estoy con la lucha feminista porque la mujer tiene que seguir ganado espacios, pero a la par del hombre, no queriendo pisarle la cabeza.

Particularmente en Malargüe, cuál es la situación de la mujer hoy y la forma de hacerla visible.

Considero que entre las mujeres nos tenemos que respetar y mucho. Toda lucha se tiene que basar en el respeto mutuo, sabiéndonos escuchar, sabiendo dialogar.

Yo viví la época del proceso militar, había una sola postura y no existía posibilidad para establecer otra. Hoy tenemos que consensuar, respetar al otro en sus diferencias, en sus apreciaciones, pero de ninguna manera imponerse. Cuando se trata de imponer algo por la fuerza se está traduciendo un carácter débil, que necesita del autoritarismo para imponer una idea. Muchas veces ese autoritarismo se traduce en leyes que hacen callar al otro y eso no está bien.

Hoy la mujer de Malargüe tiene muchos lugares donde es escuchada, contenida, acompañada por otras mujeres y por muchas instituciones de orden público y privado, incluso con un poder judicial que está dando respuestas a los problemas de violencia contra la mujer que se presentan. No digo con esto que las situaciones de vulnerabilidad se hayan terminado, pero la realidad es que tenemos muchas leyes que nos protegen. Hay un Estado presente, un municipio que en desde hace año ayuda a las mujeres vulnerables.

Nosotras en su momento denunciamos la prostitución, había chicas que cambiaban sexo por caja de leche para sus hijos.

Hoy la mujer tiene muchas posibilidades para salir sola a flote. Hay que fortalecer a las familias para que no dejen solas a las chicas que pasan por una situación de violencia, que tienen muchos hijos.
Yo nunca necesité de un pañuelo para defender a una mujer. Si nosotras, entre mujeres, no somos tolerantes no vamos a dejar que nadie lo sea con nosotras. La lucha es una sola, por la mujer, el pañuelo es grieta.

¿Qué postura tiene en relación al aborto, que en este 2019 volvería a plantearse?

Yo estoy a favor de la vida desde el momento de la concepción.

¿Cuál es su mensaje para las mujeres de Malargüe?

Chicas, las mujeres nos ayudamos entre mujeres. Tenemos que aprender a escucharnos y escucharnos. La bandera tiene que ser una sola, la lucha de la mujer, respetando las opiniones diferentes. El objetivo tiene que ser uno solo: La mujer.



OTRAS DE LA SECCIÓN NOTICIAS
RECOMENDACIONES PARA DISFRUTAR DE LA NIEVE
Con los primeros fríos la nieve se convierte en la atracción principal de la montaña, para disfrutarla a pleno es necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones que brinda Defensa Civil.